Periodistas europeos critican a la CE por equiparar su trabajo como reporteros al de los espías

(PD).- La Asociación de la Prensa Internacional (API) recriminó hoy a la Comisión Europea que equipare la labor que realizan los periodistas acreditados ante las instituciones europeas a la de espías, en una carta interna remitida a los funcionarios comunitarios para que extremen las precauciones y cuiden que la información confidencial que manejan no llegue al exterior.

Bruselas admitió el miércoles que el responsable de seguridad de la Comisión envió una carta interna en la que advierte de que cada vez hay mayor riesgo de espionaje y pone como ejemplo agentes que tratan de conseguir datos secretos y que se presentan como becarios, miembros de grupos de presión, personal externo de la Comisión o técnicos expertos, pero también periodistas.

Así, las cosas, el presidente de la API, Lorenzo Consoli, expresó en la rueda de prensa diaria que se celebra en la sede del Ejecutivo comunitario que esta asociación de periodistas «condena la generalización» que se hace en la misiva y por la que «se coloca en el mismo saco a periodistas y otras categorías de personas con intereses totalmente diferentes», tales como ‘lobbystas’ y becarios, cuyos fines pueden estar relacionados con «la seguridad nacional o intereses comerciales privados».

«Tratar de acceder a la información confidencial es parte de nuestro trabajo porque el objetivo es informar a la opinión pública sobre asuntos que, evidentemente, en ocasiones son confidenciales, pero que la opinión pública debe conocer», recriminó Consoli. El periodista insistió en que «es nuestro deber hacerlo así» y tachó los términos de la carta como «inaceptables».

Tras la queja presentada por los periodistas europeos, el portavoz del Ejecutivo comunitario, Johannes Laitenberger, aseguró que la Comisión «es totalmente consciente de que la base de vuestra profesión es buscar información», pero que los funcionarios comunitarios, por su parte, «deben proteger determinadas informaciones en pro del interés público».

La Comisión Europea «tiene que recordar a sus funcionarios de vez en cuando cuáles son sus deberes como, por ejemplo, proteger las informaciones confidenciales», añadió el portavoz para justificar la existencia de la misiva.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído