Cuando los jerarcas de los medios de comunicación acuden a La Moncloa genuflexos y con la mano tendida

Cuando los jerarcas de los medios de comunicación acuden a La Moncloa genuflexos y con la mano tendida

(PD).- De refrán que «quién no llora no mama» y los magnates de la comunicación se pasan el día sollozando. Las peticiones de jerarcas de los medios al Gobierno Zapatero se suceden. La AEDE quieren que rebajen el IVA a los diarios, las televisiones privadas solicitan que se elimine a las públicas de la tarta publicitaria y ahora es la radio la solicita que se le ‘libere’ de su inversión en radio digital.

Todos se ponen en fila, genuflexos y estiran mendicantes la mano y el Ejecutivo socialista, que sabe cómo se controla la información, les hace esperar y opta por no pronunciarse «de momento».

Pese a que la Radio ha caído menos en 2008 que la televisión y la prensa (un 8% frente al 11% de inversión total) en cuanto a inversión publicitaria, también tiene sus motivos para quejarse y sus peticiones al Gobierno, según nos lo han especificado desde la Asociación Española de Radio Comercial (AERC).

Una de sus principales quejas es el gasto al que tienen que hacer frente para emitir en señal digital, cuando nadie la escucha. Por eso le piden al Gobierno que autorice no emitir en digital, para evitarles ese gasto que les cuesta al año 30 millones de Euros.

En opinión de la AERC, la eliminación de ese gasto no perjudicaría el desarrollo de la radio digital, ya que de momento no se está avanzando. Aseguran que cuando esté más clara la tecnología, los radiodifusores serán los principales interesados en incorporarla, pero de momento sólo ven beneficios en la eliminación de esta obligatoriedad.

Por ahora, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, que se reunió con las radios el pasado viernes, no ha dado ninguna respuesta a este requisito y eso que, al contrario que en el caso de la TDT, el esfuerzo del Gobierno en torno a la difusión de la radio digital y el conocimiento de la misma por parte del usuario, ha sido mínimo.

Por otra parte, las radios privadas piden también que se reconozca la figura de la ‘Cadena’ en la nueva Ley General Audiovisual, ya que hasta ahora funcionan como asociación de emisoras. Además, apuestan por la renovación automática de las licencias al expirar los 10 años de concesión y le piden a Industria que cierre las 2.000 emisoras ilegales que hay en España.

LA TELEVISIÓN Y LA PRENSA

Las peticiones de las televisiones privadas siguen siendo las mismas, desde UTECA piden el fin de la publicidad en las televisiones públicas. Una petición que cobra ahora más sentido que nunca, y no sólo porque la llegada de la TDT va a fragmentar la audiencia y hará que la tarta publicitaria tenga que repartirse entre demasiados, sino porque la caída de la publicidad está afectando especialmente a las privadas españolas, muy por encima del resto de televisiones europeas.

Sólo en recaudación publicitaria, las televisiones a nivel nacional, dejaron de ganar en torno a 350 millones de euros, al pasar de 3.002 millones en 2007 a 2.668 millones en 2008, según los datos del informe anual elaborado por Infoadex. Además, piden que las televisiones públicas no compitan con las privadas en la puja de determinados derechos, como los deportivos.

La prensa, el sector más castigado por la crisis (la publicidad en los diarios ha caído un 20% en el último año) pide un auxilio por parte del Gobierno. La AEDE propuso una serie de ayudas a la prensa que van desde ayudas a la difusión hasta subvenciones al transporte postal y ferroviario o financiación para el desarrollo tecnológico.

La Asociación Española de la Prensa Gratuita (AEPG) propuso una rebaja del IVA, entre un conjunto de medidas que elaboró con el fin de unir a todo el sector de la prensa para transmitirle sus peticiones al Gobierno. Pese a que de momento no hay prevista ninguna unión por parte del conjunto de la prensa escrita, la AEDE también ha propuesto esta rebaja del IVA como principal ayuda económica.

Todas las propuestas patronales, parecen haer caido -«de momento»- en saco roto.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído