El Mundo de Pedrojota se prepara para el conflicto laboral

(PD).- Hace poco más de un mes, Unidad Editorial comenzaba las negociaciones con sus sindicatos para acodar un plan de ajuste de costes que asegurara la viabilidad de la empresa. Reuniones que de momento no han logrado llegar a ningún acuerdo, porque los representantes de los trabajadores consideran inadmisibles las propuestas de la empresa.

El Grupo necesita recortar los 30 millones de euros en sus gastos, de lo contrario podrían tener problemas de liquidez a partir de mayo.

En enero la publicidad del Grupo Unidad Editorial cayó una media del 30%, una cifra que se podría haber repetido en febrero, mientras, las negociaciones con los sindicatos siguen sin dar sus frutos, debido a los desacuerdos entre las partes. Entre otras cosas, la empresa habría propuesto terminar con los vales de comida que suman unos 200 euros a los salarios de cada trabajador, algo que ha sido desestimado por los representantes de la plantilla.

Según hemos podido saber, todos los recortes de la empresa apuntan a recortar los derechos laborales conseguidos por los sindicatos a lo largo de los últimos años.

De momento, no se llega a ningún acuerdo, aunque la empresa ya ha avisado de que si no se cierran flecos en las próximas semanas, podrían tener problemas de liquidez en el pago de algunos insumos a partir de mayo.

Como ya os contamos en enero, la empresa cifró en 30 millones de euros anuales los recortes que son necesarios para hacer viable la empresa. Estos recortes se podrían lograr con ahorros de costes o bien con la reducción de salarios, algo que los trabajadores quieren evitar por todos los medios. La tercera vía son los recortes de puestos de trabajo que podrían rondar los 400 o 300 empleos dependiendo del nivel de salario de quienes abandonen la empresa.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído