El Grupo PRISA debe 5.044 millones, cuatro veces su patrimonio

(PD).- Se acaba el tiempo. La deuda del grupo asciende a 5.044 millones y sus activos valen 1.258. Antes del 31 de marzo debe pagar a la banca 1.950 millones de euros.

Explica L.G. en La Gaceta de los Negocios que, por mucho que se repita, no deja de ser sorprendente la situación en la que se encuentra el primer grupo de medios en español del mundo. Prisa, dueño del diario más influyente en castellano, presente en Latinoamérica, Francia y Portugal, imperio levantado de la nada durante décadas por Jesús Polanco, tiene ahora veinte días para pagar a la banca 1.950 millones de euros por el crédito que pidió a varias entidades para lanzar la opa por Sogecable. Veinte días.

El tiempo se le agota a la familia Polanco y las soluciones no son fáciles. A diciembre de 2008, Prisa tiene acumulada una deuda de 5.044 millones, de los que 1.950 tiene que abonarlos antes de que acabe marzo, mientras su patrimonio neto a final del año pasado no llegaba a los 1.300 millones. Podría decirse que el grupo está en quiebra técnica.

Por poner otro dato encima de la mesa: en 2008 generó un ebitda de 700 millones de euros (descontados los extraordinarios por la venta de edificios), por lo que necesitaría dedicar el ebitda de tres años para pagar su deuda más inmediata.

Peor aún: el banco principal que le concedió el crédito de 4.100 millones para comprar Sogecable fue el HSBC, al que luego se unieron en un sindicado de bancos La Caixa y Caja Madrid, entre otros. Pues bien, la entidad británica ha anunciado esta semana que ha recortado en dos tercios su beneficio del año pasado, va a cerrar sus filiales en Estados Unidos y le va a pedir a sus socios una inyección extra de 14.000 millones de euros.

Conclusión: no está este banco para hacer concesiones. Y menos a una empresa española a la que ya le ha dado dos respiros: en junio del año pasado, cuando le concedió un mes más de plazo para pagar este mismo crédito, y otra vez más al mes después, cuando se fijó la actual fecha conocida del 31 de marzo de 2009.

Soluciones
No son fáciles. Según ha reconocido esta semana la francesa Vivendi, que negociaba junto a Telefónica (la española quería los abonados) la adquisición de Digital Plus, las convesaciones estaban paradas. Lejos quedan ya los planes iniciales de la empresa de vender esta filial por más de 2.000 millones.

Nadie pagaría ahora esa cantidad por una empresa que sigue estancada en los dos millones de abonados, las bajas están en aumento y la temporada que viene no va a poder retransmitir la Liga de Fútbol porque los derechos de la mayoría de los clubes de fútbol de primera y segunda los tiene Mediapro (ver apoyo). Sólo un dato: a diciembre de 2001 Sogecable tenía 2,017 millones de abonados; a diciembre de 2008, 2,035 millones. Eso es un negocio estancado.

Algunas fuentes señalan que el grupo mediático tendrá que poner de nuevo a la venta Digital Plus pero a un precio menor al que inicialmente el consejero delegado del grupo, Juan Luis Cebrián, había puesto como tope. Otras fuentes señalan que no hay solución y que la banca acabará tomando el mando y vendiendo luego poco a poco cada activo del grupo al mejor postor.

Refinanciar
Porque que la banca tome el control del grupo y venda cada activo por separado parece lo más probable. La opción de refinanciar la deuda y retrasar el pago sólo serviría para eso, para retrasar el problema y lo que a todas luces es evidente: que es imposible que Prisa, que ganó 83 millones de euros el año pasado, puede hacer frente a los pagos de los intereses de 5.000 millones de euros de deuda. En 2008, 290 millones.

Además, el 27% de sus ingresos de 2008 provinieron de la publicidad, apartado ligado a la pésima evolución de la economía española que se espera para 2009. Deuda inminente, menos ingresos por publicidad… ¿Es el fin de Prisa?

Lo que faltaba: Digital Plus se queda sin partidos de fútbol
Si la opción de superviviencia de Prisa pasa por la venta a buen precio de Digital Plus, la cosa pinta mal. Porque al mal momento general del crédito y de la bolsa (Prisa ha bajado del euro por acción), se une la mala situación de la propia compañía. Primero, por la caída del número de abonados de la plataforma.

A diciembre de 2008 ha descendido hasta los 2,035 millones, más o menos los mismos que hace ocho años. Eso se ha traducido lógicamente en un incremento del número de bajas hasta el 13%. Y segundo, por la pérdida de uno de sus principales contenidos: el fútbol. Su rival en la conocida como segunda guerra del fútbol, Mediapro, que dirige Jaume Roures, tendrá los derechos de 17 de los 20 clubes de primera. Todos menos el Betis (Sogecable) y el Atlético de Madrid y el Getafe (Telemadrid). ¿Lo venderán?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído