Almodóvar echa la culpa a internet del fiasco del cine español»

Almodóvar echa la culpa a internet del fiasco del cine español"

(PD).- Tras las críticas a su última película, Almodóvar la ha defendido en la Ser. También se ha referido sobre la aguda crisis del cine español, en el que las subvenciones superen ya a la recaudación. Y ha alardeado de superar en ciertos cines a «Gran Torino», de Clint Eastwood.

«No quiero tener la responsabilidad de levantar el cine español», afirmó este viernes Pedro Almodóvar sobre su nueva película, Los abrazos rotos, que, junto a Ágora, de Alejandro Amenábar, es señalada por la prensa como la esperanza para que el cine nacional se recupere de la caída que tuvo en 2008.

En una entrevista en la Cadena Ser, el director señaló que «en 2009 hay muchas películas españolas esperadas y todos aguardamos un resultado mejor». El realizador se confesó «a la expectativa y todavía lleno de incertidumbre» en relación a su nueva obra, protagonizada por Penélope Cruz, Lluís Homar, Blanca Portillo y José Luis Gómez.

«Mucha gente aún va al cine y esta bajada es resultado de muchas circunstancias, como el hábito de bajar de internet las películas en casa», precisó el manchego, que no citó entre ellas la calidad de las películas. El director también definió Los abrazos rotos como «un drama con incursiones en el ‘thriller’ y toques de comedia». «No es un drama analgésico, una terapia que te hace llorar, sino que deja una emoción profunda con la cual uno tiene que lidiar como pueda», detalló.

La producción lleva una semana en cartel y según su hermano y productor, Agustín Almodóvar, es la segunda en la taquilla después de la última y brillante película de clint Eastwood «Gran Torino», un «fenómeno de la temporada de gran presupuesto», y la primera en el circuito urbano de Madrid.

«No nos estamos comparando con Gran Torino, pero hemos superado en muchos cines del llamado Madrid downtown», subrayó. Según dijo, este jueves por la tarde, a la primera sesión de Los abrazos rotos, el Cine Ideal contaba con un público que llenaba un 80% de su capacidad. «Cuando acabó se arrancaron unos tímidos aplausos», reveló el realizador.

Almodóvar destacó el trabajo «maravilloso» de Lluís Homar, «el actor que más ha tenido que soportarme en los rodajes», bromeó, explicando que, en general, los actores le «soportan bien». «Según pasa el tiempo se ponen más nerviosos conmigo, incluso los que me conocen bien, como Penélope».

El director subrayó que con Homar fue especialmente insistente en el tema del sonido. «Lluís tiene un castellano muy bueno, pero, por ser catalán, al hablar respira y hace pausas de otras maneras y eso es una tortura para un director. Él tuvo una paciencia enorme conmigo», reveló.

Ángela Molina, que interpreta a la madre de Lena, personaje de Penélope Cruz, también cosechó elogios de Almodóvar. «Ella se desmaquilla. Me había dicho una vez que le gustaban los papeles de ‘abuela’, que se veía muy bien así», explicó. «Está estupenda en esta mujer, que tiene arrugas maravillosas, típicas de la gente del pueblo, que sufrió con el sol». Almodóvar declaró creer que los abrazos que más duelen son «los que no se dan» porque «dejan un sabor amargo».

«Los abrazos que se rompen han tenido por lo menos la valentía y la desesperación de haberse dado», concluyó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído