El sur de Asia se convierte en la zona más peligrosa para los periodistas

(PD).- Irak, Sierra Leona y Somalia destacan, para mal, entre los países que más riesgos conllevan para el ejercicio de la profesión periodística. Sin embargo, la escalada de violencia del sur de Asia es el hecho más reseñable según el último informe del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, en sus siglas en inglés).

Sobre esas tres naciones pesa el ‘récord’ de asesinatos de reporteros sin resolver, tal y como ha recalcado la asociación. Desde el año 1998, un total de 523 periodistas han sido asesinados en el mundo, según recoge este Comité en su ‘índice de la impunidad’, en el que se llama la atención sobre 14 países en los que este tipo de crímenes queda sin resolver en muchas más ocasiones de las deseadas.

«La situación política en el sur de Asia se está deteriorando», ha asegurado Shawn Crispin, un asesor de CPJ para ese continente. «Estos países están entrando en la actualidad en una época de conflicto armado sostenido y, en cuanto eso ocurre, los periodistas están inmediatamente en una situación de riesgo», ha añadido.

Crispin ha puesto como ejemplos los casos de Sri Lanka (donde asegura que los periodistas están directamente en el punto de mira del Estado) y Pakistán (donde, ha manifestado, los reporteros sufren el estar en medio de varias fuerzas políticas).

Sri Lanka tiene nueve casos de asesinato por resolver en él último decenio; Pakistán, 10, por los 13 de Sierra Leona, Irak y Somalia, respectivamente.

Elizabeth Witchel, también miembro de este Comité, ha subrayado que de los 14 países en la ‘lista negra’, seis son asiáticos: India, Nepal, Afganistán Y Bangladesh, además de Sri Lanka y Pakistán. En ese grupo también se encuentran México, Colombia y Brasil, además de Rusia, el único ‘representante’ europeo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído