Fallecen de muerte súbita dos jugadores del mismo equipo de rugby y otro sufre un paro cardiaco

Fallecen de muerte súbita dos jugadores del mismo equipo de rugby y otro sufre un paro cardiaco

(PD).- A los Wakefield Wildcats, equipo de rugby a 13 de la Superliga británica, la tragedia les ha asaltado gravemente esta temporada. Este fin de semana fallecía en extrañas circunstancias su jugador Leon Walker, prometedor joven de 21 años, quien cayó desplomado tras hacer un placaje a un rival, durante la disputa de un partido de suplentes ante los Celtic Crusaders de Gales.

Las causas de su muerte se desconocen, pero en Wakefield, localidad del Este de Inglaterra, ya se han empezado a despertar suspicacias sobre las exigencias físicas a las que están sometidos sus jugadores. En cualquier otro caso de muerte súbita tales sospechas serían impropias. Pero en el de los Wildcats se da la circunstancia de que Walker es el segundo jugador que fallece esta temporada por ese motivo. Y poco faltó para que hubieran sido tres, según informa el blog Páginas Deportivas.

Adam Watene, de 31 años, murió de una parada cardiaca el pasado octubre, durante una sesión de pesas. Falleció, además, en un momento delicado, en que el equipo de Wakefield ya estaba de luto por la reciente muerte de dos de sus leyendas históricas: Don Fox y David Topliss, de 72 y 58 años.

Pero es que estos fallos cardiacos se han convertido en una epidemia en el equipo de Wakefield esta temporada. Otro jugador, Jamie Rooney, tuvo una experiencia cercana a la muerte cuando su corazón se detuvo durante treinta segundos. Se estaba sometiendo a una operación de rodilla cuando su corazón se detuvo y tuvo que ser ‘devuelto a la vida’ por el equipo médico.

Este segundo fallecimiento, el de Walker, ha conmocionado totalmente al club, la afición y la ciudad. «Estoy atónito. Era un buen atleta, entrenaba duro y hacía todo lo que tenía que hacer», admitía el presidente de su anterior equipo. Tanto ha sido el shock provocado por esta tercera tragedia consecutiva en el equipo de Wakefield que la Rugby Football League (RFL) ha decidido abrir una investigación para aclarar las causas de éste último suceso.

Desde luego, está siendo un duro año para el equipo de Yorkshire, que no deja de vestirse de luto. Y, aunque la mayoría de las muertes súbitas son impredecibles, más vale investigar, por si hubiera algún elemento que las favoreciese. No en vano, en un deporte que es descendiente directo del rugby, el fútbol americano, los duros entrenamientos de pretemporada son famosos por provocar numerosas muertes de deportistas.


Vía blog Páginas Deportivas

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído