Unidad Editorial y sindicatos templan gaitas para evitar un tsunami de despidos

Unidad Editorial y sindicatos templan gaitas para evitar un tsunami de despidos

(PD).- Quizá sea la quietud que antecede a la tempestad pero si hace unas semanas los representantes de las distintas cabeceras se temían lo peor y hacían estimaciones de hasta 400 despidos, ahora creen que las reducciones de sueldo serán suficiente. Y es que tras los casos de Vocento y Zeta, los sindicatos no quieren jugársela.

Los socios italianos de Pedrojota señalaron al mercado español como el principal causante de agujero en sus cuentas. La decisión estaba clara: había que ahorrar treinta millones como sea. Así, a finales de enero, Unidad Editorial convocaba urgentemente a los sindicatos para comunicarles la decisión.

Los representantes de los trabajadores, que hace apenas dos años se vieron afectados por otro reajuste a raíz de la fusión de Unedisa y Recoletos, estimaron en que los recortes podrían dejar a 400 personas en la calle.

Pero la situación ha dado un giro de 180 grados. Los ejemplos de Zeta y Vocento son demasiado significativos para que los sindicatos se dejen llevar por propuestas imprudentes. En el caso de ABC, por ejemplo, la empresa también rechazó de plano la presentación inicial de un ERE que finalmente se materializó ya que las negociaciones quedaron bloqueadas.

En esta tesitura, los sindicatos están dispuestos casi ha todo y ya han confirmado a PD que están estudiando la propuesta de la dirección para reducir costes salariales a través de recortes. Entienden que estas medidas serán suficientes pero no descartan que se produzca algún despido. Eso sí, de producirse, reconocen que El Mundo es «prácticamente intocable».

Los trabajadores exigirán a la compañía que aporte planes de viabilidad para las distintas cabeceras del grupo y que la reducción de salarios sea notablemente más importante en los sueldos más elevados, a partir del nivel que se acuerde. Es decir, que los salarios de los ejecutivos sean los que más disminuyan.

Fuentes de Unidad Editorial, por su parte, han confirmado a este periódico que se está creando una plataforma de negociación con el fin de llegar a acuerdos con los trabajadores; de hecho, han presentado ya una primera propuesta que incluye recortes salariales que se está estudiando este jueves. Como han explicado estas mismas fuentes «los trabajadores han entendido muy bien la situación y están dando todas las facilidades para llegar a un acuerdo».

La idea de la empresa es suprimir algunos gastos no imprescindibles en las condiciones de los trabajadores y aplicar recortes salariales; así, llegado el momento, si fuera necesario desprenderse de parte de la plantilla, se haría a través de bajas incentivadas y prejubilaciones para no llegar a un ERE ni desprenderse de activos.

Por ahora, las únicas diferencias entre las pretensiones de los trabajadores y la propuesta de la empresa está en el porcentaje de salario a reducir, la supresión de vales de comida o dietas para viajes y evitar que las reducciones sean acumulables. Por el momento, nos aseguran, las negociaciones van por buen puerto y el fantasma del ERE parece cada vez más lejano.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído