Suenan tambores de guerra en RTVE

Suenan tambores de guerra en RTVE

(PD).- Las negociaciones para la firma del nuevo convenio colectivo se han roto en el peor momento. El anuncio del Ejecutivo sobre la supresión de la publicidad en la cadena pública ha calentado aún más los ánimos de los trabajadores que miran de reojo al 7-J, en plena celebración de elecciones europeas, como fecha idónea para convocar una huelga y a las puertas del anuncio oficial del Gobierno de eliminar la publicidad de TVE para el mes de septiembre. Suenan tambores de guerra en RTVE.

Los sindicatos se reconocen «quemados» por la situación. Están hartos de los nombramientos a dedo y la falta de recursos en los programas que, a su entender, está sufriendo RTVE por la obsesión de Luis Fernández de hacer de la Corporación una cadena líder de audiencia obviando así su finalidad de servicio público.

Ahora se preguntan cómo van a seguir negociando cuando las irregularidades se repiten cada día. La puntilla la ha puesto el nombramiento de algunos profesionales saltándose, según fuentes sindicales consultadas por PD, los procedimientos establecidos en el anterior convenio colectivo.

Los sindicatos han pedido, ante la imposibilidad de negociar con Recursos Humanos, la intervención de un interlocutor de la Dirección.

Por ahora no se han organizado protestas; tan sólo habrá pequeñas concentraciones en las distintas sedes de la Corporación, pero en breve se definirá un calendario de movilizaciones y se podría anunciar una huelga.

¿El día? Las opiniones de los trabajadores coinciden en que el 7 de junio, día en el que se celebran las elecciones europeas, sería perfecto para una huelga.

Esta misma tarde, los representantes sindicales se reúnen con María Teresa Fernández de la Vega para tratar el asunto de la nueva financiación en el Ente. El contenido de esa reunión será clave en el devenir de los trabajadores, aunque la realidad es que la vicepresidenta se limitará a comunicarles que el Gobierno planea eliminar la publicidad de TVE este mismo mes de septiembre. La medida no tiene otro fin que rescatar a las televisiones privadas de la crisis publicitaria que ha dejado sus beneficios contables en cifras ridículas.

Fernández de la Vega explicó este lunes a los directivos de TV
E su intención de eliminar en septiembre la publicidad en la cadena pública «si los plazos parlamentarios se cumplen con rapidez». Según explicaron fuentes de la corporación, el Ejecutivo plantea presentar un proyecto de ley antes del verano, aunque la aprobación definitiva del texto dependerá finalmente de los plazos establecidos para las enmiendas de los partidos políticos y su tramitación en el Congreso.

El presidente anunció hace unas semanas un proyecto para RTVE similar al plan Sarkozy y, días después, la vicepresidenta se comprometió a mantener la financiación actual. Poco le ha durado el engaño.

Fernández reconoció hace unos días que no fue en ningún momento consultado, aunque fue informado por la vicepresidenta de la Vega «horas antes» del anuncio del presidente del Ejecutivo, que le ha trasladado su intención de «reunirse en breve» con el Consejo de Administración de RTVE. «Consultado no, informado sí», fue su resumen, casi como un lamento, ante los parlamentarios. Fernández ha asegurado que «mantendrá los recursos económicos y humanos» pese al cambio de modelo de financiación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído