Cuatro y La Sexta negocian su fusión

Cuatro y La Sexta negocian su fusión

(PD).- Giro de 180º en la estrategia de Prisa. Tras la salida de Javier Díez de Polanco, el grupo ha comenzado a negociar con La Sexta para una posible fusión. Y es que ‘la pela es la pela’ y no importa el compañero de viaje, aunque éste sea Roures. Ahora el primer paso es desbloquear el conflicto derivado por la guerra del fútbol, según han confirmado fuentes de ambas cadenas a Servimedia.

Quién le hubiera dicho a Cebrián que «los brujos visitadores de La Moncloa«, como él mismo les llamó hace un tiempo, acabarían siendo sus socios y la clave para la recuperación del grupo. El intercambio de improperios entre ambas empresas ha sido terrible, agravado además con la compra de los derechos de retransmisión de los partidos por parte de Mediapro y la consiguiente guerra del fútbol.

Fue el propio consejero delegado quien acusó a Zapatero de haberle regalado a sus amigos una licencia de televisión -obviando a su vez el chanchullo que supuso el nacimiento de Cuatro- y calificó de «sabotaje» la estrategia del grupo de Roures. Pero esto parece ya olvidado; el grupo está al borde de la quiebra y necesita garantías para poder sacar adelante la financiación de los bancos. Roures, por su parte, encontraría en Sogecable y sus dos millones de abonados, una salida ideal para los millonarios derechos del fútbol.

Pero la decisión de negociar no es casual. No ha sido hasta la salida de Javier Díez de Polanco cuando Cebrián ha encontrado el momento oportuno. El ya ex director del Área Audiovisual de Prisa y consejero delegado de Sogecable siempre se había mostrado contrario a la venta de Digital+ y, como resalta El Confidencial Digital, al acuerdo con Contreras y Roures, a los que culpaba de la ofensiva que ha dejado al grupo al borde de la quiebra.

Con este acuerdo, Prisa encontraría así nuevos accionistas para consolidar la fusión y, de paso, garantizar la viabilidad económica ante los bancos, que no acaban de fiarse del plan de viabilidad presentado hace sólo unos días. Para Roures, en cambio, la posible unión de las dos cadenas ayudaría a dar salida a los derechos del fútbol y el salto a la televisión de alta definición y la TDT de pago con el respaldo de una plataforma líder del sector. Además, el resultado de esta fusión sería una cadena ideológicamente coherente y la referencia de la izquierda, situación que no podría producirse en el caso de una unión con Antena 3.

No obstante, queda ver la situación de Digital+. Prisa necesita vender urgentemente y todo apunta a que las conversaciones con Telefónica-Vivendi están muy avanzadas. Con la fusión, el consorcio no vería con malos ojos aumentar su oferta ya que, además de hacerse con esta plataforma, tendría garantizada la cesión de los derechos de fútbol y la mina del PPV.

Ahora el movimiento es claro. El primer paso será desbloquear la situación generada tras al guerra del fútbol; tras ello, el acuerdo entre ambas cadenas podría ser inminente.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído