Roures: «Díez de Polanco fue un daño colateral pero no el responsable de la guerra del fútbol»

Roures: "Díez de Polanco fue un daño colateral pero no el responsable de la guerra del fútbol"

(PD).- Roures es un idealista. Se considera una persona completamente normal y no ve contradicción alguna en criticar el obsceno mundo del fútbol mientras él factura millones gracias a las leyes audiovisuales a medida. Eso sí, niega favores gubernamentales: «Todo responde a trabajo real», asegura. «Jamás visité la Moncloa con nocturnidad ni jugué al basket con el presidente». Tras sellar la paz con Prisa mediante una fusión, Citizen Roures recuerda su pasado sandinista, sus años en TV3 y cómo hizo -casi de la noche a la mañana- para convertirse en el nuevo zar mediático español al dictado de ZP.

El productor catalán ha visitado los micrófonos de José Antonio Abellán para dar su visión del fin de la guerra del fútbol, «miserias de la vida cotidiana», como la ha calificado.

Desde el primer momento dijimos qué estábamos haciendo y que nadie nos iba a pasar por encima. Y eso es lo que ha ocurrido. Cuando la gente sabe dónde va y pone los medios, uno no se tiene que preocupar por las campañas y las insidias.

Eso sí, Roures ha negado favores del Gobierno en esta lucha, todo «está basado en trabajo real». Atrás quedan las leyes hechas a medida o la adjudicación de una licencia para la televisión analógica.

Sobre esta guerra, el propietario de Mediapro ha afirmado que con Jesús de Polanco «no hubieran llegado las cosas a esto» y que su sobrino, Javier Díez de Polanco, «es un daño colateral pero no responsable de esta guerra».

Fin del fútbol gratis

Roures ha dejado claro que se acabó el fútbol gratis, un «accidente de la historia o la excepción que confirma la regla», aunque sí ha matizado que habrá fútbol de pago «mucho más barato».

Cree que, a pesar de que el Ejecutivo parece haber paralizado la TDT de pago, forma parte del proceso de paso de la televisión analógica a este nuevo sistema por lo que da «por descontado» que antes o después se aprobará.

Los operadores de televisión, con esa crisis publicitaria no pueden mantener el negocio sobre la base de la publicidad, que ha pasado de 3.000 millones de euros a 2.200 en año y medio. No está el horno para bollos y eso se tiene que pagar de alguna manera.

Por eso, el propietario de Mediapro ha insistido en que con la TDT de pago se podrán ver unos 6 partidos a la semana por 18 euros y que se dejará de lado el modelo del PPV para imponer un sistema de «paquetes de partidos».

«Normalizar el fútbol»

Acerca del dinero que se mueve en este deportes, Roures ha explicado que el fútbol «debe normalizarse en el sentido de funcionar como la gente normal: cuadrando sus cuentas y no originando crisis periódicas que se resuelven mediante operaciones ubanísticas o contratos de televisión».

Además, alguien debe controlar a los organismos futbolísticos que se quedan una parte del pastel y generan una necesidad. La Uefa se queda el 25% del dinero que genera la Champuons, no sé exactamente para qué. Si ese dinero estuviera en el fútbol seguramente las cuentas de los clubes serían diferentes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído