Kaká desata la locura en el madridismo

Kaká desata la locura en el madridismo

(PD).- En pleno mes de junio, en épocas de rumores, de preparativos de pretemporada y de viajes vacacionales, el corazón de la principal arteria de Madrid, el paseo de la Castellana, donde se ubica el estadio Santiago Bernabeu, asumió tonalidades de domingo de fútbol, del embiste popular por la competición.

Calles cortadas y miles de personas agolpadas alrededor del recinto madridista. Agentes de seguridad, tráfico intenso y carreras de un lado a otro del estadio.

Sin partido, sin puntos en juego. Sin la tensión. La gente demostró estar ávida de fútbol. Y los madridistas entusiasmados con los alientos de un nuevo proyecto. Aquél que habla de grandes estrellas, de reclamos sin igual. De los más destacados del concierto universal del deporte.

Un año de sequía han dilapidado el valor de dos títulos de Liga. De la etapa del ex presidente Ramón Calderón. Una etapa que el madridismo pretende tener aparcado. Rescatada de forma referencial. Para alimentar, simplemente, la relación numérica de éxitos.

De otra forma no se argumenta la expectación por la llegada de Ricardo «Kaká». La primera de los futbolistas de relumbrón convencidos por Florentino Pérez. La movilización general no vivió un acto igual. Nada tuvieron que ver las pomposas presentaciones de antaño, de los miembros de la primera galaxia: del portugués Luis Figo, del brasileño Ronaldo, del francés Zinedine Zidane; ni del inglés David Beckham.

El pulso acelerado cada vez más ante la advertida presencia de Kaká, el hombre que prometió Calderón y que trajo Florentino, situó la puesta de largo del brasileño en hora estelar. Fuera de la banda matinal de las otras estrellas, el ex jugador del Milán fue presentado sobre el césped. A las 20.30 horas locales (18.30 gmt). En un momento de máxima audiencia para las televisiones. Para los noticieros.

Periodistas de todo el mundo. De los cinco continentes. Italianos nostálgicos, chilenos como el técnico Manuel Pellegrini, entusiasmados con el proyecto. Portugueses, paisanos de Cristiano Ronaldo, la próxima amenaza popular que asoma en los alrededores del Santiago Bernabeu, para el próximo lunes. Donde además de la prensa deportiva habitual el reclamo resonará con los periodistas rosas. También periodistas brasileños, como Kaká. Y japoneses, donde la imagen de Kaká está enormemente expandida.

La presentación del sudamericano fue transmitida en directo por cuatro televisiones españolas. Y las acreditaciones sobrepasaron de largo la capacidad de la sala de prensa: 350 peticiones para un aforo de 200. Más de 25 cámaras de televisión sobre la rueda de prensa del sudamericano.

Las previsiones del club se quedaron estrechas. Los 30.000 calculados se dispararon a casi 50.000. Hubo que abrir más puertas que las del fondo sur del estadio. Inicialmente pensadas. 150 miembros de los cuerpos de seguridad.

A pie de campo Kaká estuvo arropado por unas 400 personas. En primera fila, directivos, ex jugadores del Real Madrid y otras personalidades. Kaká paralizó el madridismo y agitó parte de la ciudad. Puede quedarse corto con Cristiano Ronaldo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído