Carlos Dávila: «De la Vega quiere amedrentarnos a nosotros y dar un aviso a todos los periodistas»

Carlos Dávila: "De la Vega quiere amedrentarnos a nosotros y dar un aviso a todos los periodistas"

(PD).- María Teresa Fernández de la Vega ha puesto toda la maquinaria judicial en marcha para hacérsela pagar bien pagada a Carlos Dávila y Maite Alfageme, de Época. Tras publicar una información sobre el sospechoso voto de la vicepresidenta en Beneixida, ahora los quiere en el banquillo. Dávila está convencido de que se trata de una maniobra para «amedrentar» a la prensa. Hablamos con él sobre eso y sobre más: Losantos, ABC, Zarzalejos,…


Ha publicado la agencia EFE que la Fiscalía de Madrid ha presentado una denuncia contra usted, director de Época, y Maite Alfageme, subdirectora, por el reportaje del voto en Beneixida de De la Vega. ¿Les han notificado a ustedes ya la esa denuncia?

No, en absoluto. La noticia la difundió EFE este miércoles, día 8, a las 15:30, y hoy jueves casi a las dos del mediodía seguimos sin noticias.

Las famosas filtraciones…

Nosotros hablamos ayer con el jefe de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y dijo que sí, que él la había recibido y, como empleado que es, la había difundido a la agencia EFE, como se hace normalmente. Dijo que le extrañaba que nosotros no tuviésemos noticia de ello.

¿Ven ustedes alguna intención en no comunicárselo a ustedes?

Supongo que tenían más interés en que lo supiera la gente en general que los propios afectados. Esto no sólo es insólito, sino que, desde los usos democráticos, me parece reprobable.

¿Es normal que el Ministerio Público entre en temas de políticos y periodistas?

¡Qué va a ser normal! Pero es que hay mucho más. Nosotros decimos que la vicepresidente, en su condición de ciudadana, vota de una forma irregular en Beneixida. Ésta misma información la ofrece, con las mismas características y las mismas intenciones, el ABC. Entonces la vicepresidenta habla con el Abogado del Estado y éste actúa de oficio.


¿Esto no es legal?

Según todos los Abogados del Estado y según la jurisprudencia hizo algo que no puede hacer un Abogado del Estado, que es defender a una señora en su condición de particular.


¿Ustedes tienen intención de denunciar judicialmente la actuación del Abogado del Estado? ¿Podría ser prevaricación?

Yo no sé si es prevaricación o no. Los servicios jurídicos de Intereconomía están funcionando a tope. Ahora estamos a la espera de ver si nos imputa el juez o no. Entonces será cuando tengamos que decir algo más.


Y después del Abogado del Estado…

Éste lo manda al fiscal, que es una señora que ha trabajado a las órdenes de Mariano Fernández Bermejo. Ésta es escogida a dedo por el fiscal Eduardo Esteban, que es su jefe inmediato, y que, como publicó La Razón, es un hombre de Conde-Pumpido. Y todo es así.

¿Por qué, si publicaron lo mismo, van contra ustedes y no contra ABC?

Ésa es otra de las preguntas que nos hacemos todos.


Ha dicho González Pons que él asume toda la información y que se autoinculpa de lo mismo de lo que le acusen a ustedes. ¿Se atreverá De la Vega con él?

Es que este mismo caso lo perdió contra el PP y contra Esteban González Pons. En la propia nota de rectificación que nos enviaron ya decían que era un caso antiguo y que se había demostrado falso. ¿Por qué entonces no se querellaron contra el PP y nos denuncian a nosotros?

¿Por qué?

Porque esto, sencillamente, tiene dos razones: amedrentarnos a nosotros y dar un aviso a todos los navegantes-periodistas. Es clarísimo. Desde luego, en lo que se refiere a nosotros, que sepan que no nos vamos a amedrentar. Ni yo ni esta casa nos caracterizamos precisamente por la cobardía.

¿Se sienten totalmente respaldados por el grupo Intereconomía?

Absolutamente, sin ningún género de dudas.

«NUNCA ENTENDÍ POR QUÉ LOSANTOS NO ME DEJÓ INTERVENIR EN SU PROGRAMA»

Por cierto, para mal o para bien, la revista Época ha vuelto a dar mucho que hablar con polémicas portadas y con informaciones rompedoras. ¿Está remontando el semanario?

Está remontando. Siempre tuvo una constancia en los kioscos bastante digna, pero en estos momentos no sólo es una revista que tiene una venta muy considerable sino que ha retomado una cosa que tuvo en su momento y que ahora tiene más que nunca: influencia.


Una de esas informaciones fue la de la famosa cacería de Bermejo y Garzón, que adelantaron ustedes en lanacion.es. Pedrojota se apropió y dijo que lo de antes de su publicación sólo eran rumores. Contó usted que había tratado de intervenir en la tertulia de Losantos para defenderse, pero no le dejó. ¿Ha hablado con él para recriminárselo o ha preferido ya dejarlo pasar?

Después ya no he hablado nada. Si ellos no querían dejarme hablar públicamente, ¿para qué iba a tener yo la intención de hablar con ellos privadamente?

¿Le extrañó de su amigo Losantos?

Me extraño bastante, sí, porque uno y otro yo pensaba que era amigos míos. Al menos, desde el punto de vista personal, yo tengo o tenía con ellos una buena relación. No entiendo esto ni nunca lo entendí.

Mucho se está hablando de quién va a sustituir a los que se van de COPE. También han salido nombres de destacados periodistas de Intereconomía. ¿Tienen ustedes la certeza de que no se les va nadie?

Desde luego, Antonio Jiménez, que es el único que yo sé –porque me lo ha dicho él- que recibió una oferta de La COPE, dijo desde el primer momento que no.


¿Quién cree –o sabe- que va a copar los programas que se quedan desiertos en La COPE?

La verdad es que no me ha interesado mucho esa información. La he seguido, pero tampoco me he puesto a indagar.


«ZARZALEJOS SE COMPORTÓ COMO UNA PERSONA INDECENTE»


Y, por último. Cada vez que usted se refiere al ex director de ABC, José Antonio Zarzalejos, lo hace en términos bastante duros. ¿Pasó algo entre ustedes?

Él es un personaje que, desde el punto de vista periodístico, estuvo a punto de destruir ABC. Lo dejó en una tirada mínima. Se metió en confrontaciones personales y políticas con personas de nuestra profesión, cosa que nunca debería haber hecho. Además, dejó a ABC sin ningún tipo de influencia. Personalmente, con respecto a mí, se comportó como una persona indecente.


¿Qué pasó?

Él me sacrificó, directamente, porque, al parecer, se lo habían pedido. Nunca pude hablar con él, se escondió… Me escribió una carta, que la tengo guardada como ejemplo de comportamiento miserable de una persona… Y nada más. Este personaje no es que no me interese, es que no le debe interesar a nadie decente.


¿Le sacrificó por presiones de quién?

Él, primeramente, no era un director son solvencia periodística. Era un monaguillo de la casa. Y, si se lo pidieron políticamente desde fuera de la casa, que me imagino que fue así, pues sencillamente se plegó a esos intereses. Sin ninguna explicación.


¿Ha vuelto el ABC, según su opinión, a la senda que a usted le gusta?

Yo creo que Ángel Expósito está haciendo una estupenda labor. La prueba es evidente. Me parece que son ya dieciséis meses los que lleva subiendo su tirada y su venta. Empieza a parecerse, o es ya, el ABC que yo he conocido siempre y del que siempre he estado enamorado. Siempre, al final, el ABC será mi periódico.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído