Usain Bolt pulveriza el record mundial en los 100 metros lisos

Usain Bolt pulveriza el record mundial en los 100 metros lisos

Usain Bolt hizo historia ayer en el Estadio Olímpico de Berlín con una plusmarca mundial (9.58). La plata fue para Tyson Gay (9.71) y el bronce para Asafa Powell (9.84). Ninguno pudo hacer nada ante el vendaval de velocidad que ofreció Bolt en la final más rápida de siempre.

Hay personajes que representan épocas, que les ponen su rostro, que las toman de tal forma que apenas dejan un espacio para que sean visibles los demás. Jesse Owens lo fue, probablemente sin pretenderlo, por su condición de icono frente a la dictadura más perversa, si es que es posible diferenciarlas.

Usain Bolt lo es porque impone una muy diferente: los récords. Sobre la misma recta en la que Owens corrió en 10.3, un crono manual, Usain Bolt lo hizo en 9.58, 11 centésimas menos que hace un año en los Juegos de Pekín.

El mejor tiempo del Ben Johnson más dopado, en 1988, en Seúl fue 9.79. Un Johnson cibernético, como indestructible. Tyson Gay, un sensacional, sedoso velocista, batió ayer en Berlín el récord de Estados Unidos: 9.71. Hubiera puesto en ridículo a Ben Johnson y, por supuesto, a Carl Lewis.

La final tuvo una clave: tras una igualada reacción en la salida (0.146, Bolt; 0.144, Gay), Tyson Gay aguantó el tirón inicial del extraterrestre que vino del Caribe. Y en 50 metros, media carrera, Gay, calle cinco, aún buscó un último cambio. En la calle cuatro, Bolt miró de reojo, sintió a Gay en su cadera… y, en respuesta y represalia, despegó con un inhumano latigazo de cadera: imposible de seguir.

Tyson Gay «No puedo quejarme»

Estoy decepcionado por haber perdido, pero he corrido el mejor 100 de mi vida, no puedo quejarme. Es muy difícil soportar mentalmente una carrera con Usain Bolt, tienes que ir preparado para un esfuerzo excepcional, porque él siempre va a correr mucho. La demostración de Usain ha sido extraordinaria: técnicamente, ha hecho una carrera muy buena. Yo he dado lo mejor de mí, pero ya se vio que no fue suficiente. Seguiré corriendo en este Campeonato. Ya miro con interés a mi segundo gran objetivo: los 200 metros».

Asafa Powell «Estoy asombrado»

Me ha emocionado lo que ha hecho Usain. Pensábamos que un 9.58 en 100 metros era algo imposible, hasta que él ha demostrado lo contrario. Estoy asombrado. Entrar segundo tras Usain hubiera sido algo grande, pero así y todo, me siento uno de los ganadores del día. Sabía que iba a ser una carrera rápida, con el duelo previsto entre Usain y Gay pero no esperaba un tiempo como éste. Usain ha demostrado que es posible hacerlo y ha llevado la velocidad hasta a otro nivel. Formar parte de este espectáculo, ha sido grandioso».

160.000 dólares en 9.58 segundos

Usain Bolt ha conseguido, además de su enorme ración de gloria, un premio de 160.000 dólares (113.00 euros) en sólo 9.58 segundos de trabajo. Su récord mundial en la final de 100 metros le reportó, por un lado, 100.000 dólares gracias al programa de la IAAF en colaboración con sus patrocinadores, y su victoria los 60.000 que retribuyen todos los títulos mundiales en Berlín.

Ha sido el premio más suculento cobrado por un atleta en las 12 ediciones de los Mundiales, pero todavía inferior a lo que Usain Bolt cobra por correr en cualquier reunión del mundo. Su cotización, después de su triple medalla de oro en los Juegos de Pekín con otros tantos récords mundiales, se disparó hasta los 250.000 dólares por actuación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído