POLIDEPORTIVO | CICLISMO

Estuvo a punto de suicidarse por los comentarios de los internautas

Su madre llegó a tiempo para llevarlo al hospital.

Estuvo a punto de suicidarse por los comentarios de los internautas
Breyne.

«Los comentarios de los internautas son los que desencadenaron mi paso al acto. No soporté que me trataran de tramposo cuando no lo soy», explicó el joven rodador belga en una entrevista publicada por el diario ‘L’Équipe’.

Breyne recibió la noticia de su positivo por clembuterol el pasado 18 de diciembre, por lo que la UCI le informó de que tenía 0,20 nanogramos por milímetro y lñe sancionó con dos años.

Al día siguiente se atiborró de somníferos y avisó a su madre de que había decidido quitarse la vida. Esta llegó a socorrerle, le llevó al hospital y le hicieron un lavado de estómago. Se ha recuperado físicamente, pero no ha vuelto a subirse a una bicicleta.

«Me arrepiento profundamente de haberlo hecho, por mi familia, mis amigos y todos los que me apoyan. Pero las reacciones que leí en los fotos (de Internet) siguen en mi cabeza, es difícil pasar página», comenta.

El joven ciclista, que ganaba entre 1.500 y 2.000 euros mensuales, dice que no tiene dinero, pues ha invertido todo lo que tenía en una casa.

«Me darán parte de algunas primas por victorias e intentaré vivir del paro: 1.200 los tres primeros meses del año, después 900 euros. Mis padres me han dicho que me ayudarán a pagar el salario de mi abogado, un especialista del clembuterol. Me ha dicho que cree al 100 % en mi inocencia», comenta.

«Tengo miedo de lo que pueda pasar. Tengo que pensar en mi futuro. Tengo una formación de pintor decorador, se poner azulejos… Se trabajar con las manos, pero prefiero ganarme la vida con las piernas», concluye Breyne.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído