INTERNACIONAL | INGLATERRA

De fichaje del Chelsea a internado por matar a su padre

El futbolista estuvo a una firma de jugar en el club de Londres y ahora será juzgado por asesinato.

De fichaje del Chelsea a internado por matar a su padre
Jorge García. Cap.

Pasó de estar a una firma del Chelsea a acabar internado en un centro psiquiátrico hace escasos días por el asesinato de su padre tras golpearle con un cenicero.

Llegó a la ciudad de Chelsea y se pasó tres semanas a prueba entrenando a las órdenes de Ranieri, que se mostró convencido de sus aptitudes y lo mandó de vuelta a Uruguay a la espera de firmar unos papeles. Sin embargo esos trámites burocráticos nunca se llegaron a concretar.

El futbolista uruguayo, exjugador de Danubio y Cerro, fue enviado por una jueza a un centro psiquiátrico por el asesinato de su padre hace menos de un mes, lo que pone fin a una corta carrera deportiva que comenzó de forma prometedora pero que estuvo marcada por los excesos y la polémica.

A García, de 27 años y que hace una década estuvo a un paso de fichar por el Chelsea inglés cuando despuntó en un campeonato Sudamericano Sub 17 disputado en Bolivia, se le diagnosticó un «delirio agudo», lo que permitió que fuera derivado al Hospital Vilardebó de Montevideo, en lugar de a una cárcel común.

Según fuentes policiales, el futbolista se enzarzó en una discusión con su padre en un domicilio del populoso barrio de El Borro, donde vivía, al parecer por el asesinato de su madre de un disparo por la espalda en 2013. Al parecer García terminó golpeando a su padre en la cabeza con un cenicero de madera, mientras éste tomaba mate, lo que le causó la muerte.

García jugó hasta el año pasado en Cerro pero se inició en Danubio, con el que llegó a ser campeón de la Liga Uruguaya en la temporada 2006-2007.

Sin embargo, lo que más destacó en su carrera fueron sus problemas con la justicia, pues en los años 2006, 2007 y 2008 protagonizó varios incidentes en locales nocturnos o por conducir en estado de ebriedad.

En 2010 fue detenido por la policía ebrio, con cocaína en su poder e intentó agredir a los agentes. Poco antes había estado involucrado en una pelea callejera y también tuvo que declarar ante la justicia.

En 2012 García fue uno de los 17 futbolistas sancionados por una riña entre jugadores en el partido disputado por Cerro y Cerro Largo.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído