CICLISMO

Un informe pone de manifiesto el trato de favor de la UCI hacia Contador

Se le aplicaron unas normas excepcionales cuando dio positivo por Clembuterol.

Un informe pone de manifiesto el trato de favor de la UCI hacia Contador
Alberto Contador. VE

El español recibió un trato de favor por parte de la Unión Ciclista Internacional cuando dio positivo por clembuterol, concluyó la comisión encargada de investigar el pasado de doping del ciclismo.

En su informe publicado este lunes, la Comisión Independiente para la Reforma del Ciclismo (CIRC) cree que «a Alberto Contador se le deberían haber aplicado las misma reglas y procedimientos que a los demás corredores, sin importar su ranking y estatus».

Los investigadores consideran inapropiado que el español, entonces la máxima estrella del pelotón, fuera avisado en persona en España por la UCI de que se le había detectado clembuterol en un control en el Tour de France de 2010.

No obstante, los investigadores aseguran también que «no se ha encontrado evidencia que demuestre que la UCI intentó esconder el test positivo» de Contador, ganador de la tres grandes carreras del ciclismo, Tour, Giro y Vuelta.

«La Agencia Mundial Antidoping había sido informada sobre el control positivo y estaba involucrada en la discusión respecto al manejo del caso», añadió la CIRC en su informe, encargado por el propio organismo rector del ciclismo en enero de 2014.

Contador dio positivo en un test antidoping llevado a cabo el 21 de julio de 2010 durante un Tour de France que finalmente ganaría.

Al detectarse una cantidad muy baja de clembuterol en la muestra, la UCI llamó en agosto al ciclista para concertar una entrevista en España y pedirle explicaciones.

Al igual que hizo luego en público, el español alegó la ingesta el día anterior al test de una carne contaminada como posible procedencia de la sustancia prohibida.

Según revela el informe de la CIRC, los abogados de la AMA querían abrir de forma inmediata un expediente disciplinario al ciclista, mientras que los de la UCI preferían hacer más averiguaciones antes de hacer público el positivo.

Finalmente, al enterarse de que la información había llegado a manos de unos periodistas, la UCI sacó el caso a la luz el 30 de septiembre emitiendo un comunicado.

«Varios entrevistados explicaron que encontraron raro que el ciclista fuera informado en persona en su país sobre el positivo al no ser el procedimiento habitual», advirtió la comisión independiente. «La CIRC no ha encontrado ningún otro ejemplo en el que se haya seguido este procedimiento para otros ciclistas».

«A pesar de la peculiaridad del caso debido al muy bajo nivel de clembuterol encontrado en el ciclista y al hecho de que era el ganador del Tour de 2010, la CIRC opina que a Alberto Contador se le deberían haber aplicado las misma reglas y procedimientos que a los demás corredores, sin importar su ranking y estatus».

La comisión señaló asimismo su «preocupación» por las diferentes capacidades de análisis de los laboratorios antidoping, ya que en el momento en el que Contador dio positivo, el único lugar en el que se podía detectar un umbral tan bajo de clembuterol era en Colonia, donde se analizó la muestra del español.

«Esto da como resultado un tratamiento desigual», advirtió el informe.

El caso del español llegó hasta la Corte Arbitral del Deporte (CAS) en Lausana, donde se confirmó una sanción de dos años de suspensión para el corredor. Además, al español se le quitó la victoria en el Tour de 2010.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído