PÁDEL

TUTORIAL: Las 5 divertidas excusas que todos hemos escuchado tras perder un partido de pádel

El ex futbolista profesional Quini Álvarez enumera con mucho sentido del humor los pretextos más socorridos cuando se pierde un partido de pádel.

El pádel, ese deporte de parejas en el que, cuando pierdes, la responsabilidad de la derrota siempre recae sobre el compañero -y jamás sobre uno mismo- tiene cada día más protagonismo en las secciones deportivas de los medios de comunicación, en redes sociales y, por supuesto, en las propias pistas de juego.

La demanda del deporte primo-hermano del tenis es tan amplia, que los clubes de pádel llenan las pistas a diario. El centro GET Indoor, ubicado en Getafe, abrió sus puertas a Periodista Digital para comprobar, de la mano del ex futbolista Quini Álvarez, que todo el que lo prueba, se engancha; eso sí, con un pequeño detalle: cada vez que se pierde, siempre hay una justificación que ha llevado al fracaso.

Junto a él, y de la mano de KOMBAT –la nueva marca que actualmente posee la mayor oferta de alta gama del mundo en el mercado del pádel con la venta de todas sus palas a 95 euros-, hemos confirmado que la revolución del pádel existe y además es más amena de lo que muchos podrían imaginar.

Tanto si eres nuevo, como ya un veterano en este ejercicio, siempre podrás tirar de los siguientes pretextos que respaldarán el desastre vivido entre los cuatro cristales:

  1. «La culpa siempre es del compañero».
  2. «Las bolas no salen».
  3. «El pádel es para gordos».
  4. «Saca dos».
  5. «No llevo bolas».

Ya sea por las personas, el material o la pista, siempre tendremos una buena razón a la que aferrarnos para evitar reconocer que la culpa es propia… Y en el fondo, es parte de la magia y diversión de este pasatiempo de dos.

Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído