LA REACCIÓN DE LOS AMIGUETES

La desvergüenza de Zapatero y sus amigos del Grupo de Puebla: defienden a Evo y denuncian al gobierno “golpista” de Bolivia

La desvergüenza de Zapatero y sus amigos del Grupo de Puebla: defienden a Evo y denuncian al gobierno “golpista” de Bolivia
José Luis Ro22dríguez Zapatero y Evo Morales

El gobierno de Coalición (en funciones) de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias encontraron sus aliados naturales en el Grupo de Puebla, el mismo en el que se encuentra el socialista José Luis Rodríguez Zapatero como representante de España.

Desde allí manifestaron su rechazo a «la violencia del gobierno golpista de Jeanine Áñez contra la diplomacia española y mexicana» que según los amigos de la izquierda internacional trastocaron las «normas fundamentales de los derechos humanos e internacionales», durantes los sucesos en embajada de México en Bolivia.

En el comunicado que firman dieciséis líderes políticos cercanos a la extrema izquierda hicieron una nueva descripción de los hechos, que parece más una novela de Telesur, para reescribir lo sucedido en el país suramericano.

En primer lugar hablan del «asedio a la Embajada», los que se refugian allí son definidos como «perseguidos políticos del gobierno golpista”

«, y las acciones del Gobierno interino de Jeanine Áñez las tildan de “actos que a todas luces son “inéditas en la historia diplomática latinoamericana”, por lo cual ahora Bolivia está cometiendo actos que ni siquiera “las dictaduras militares del siglo XX” se atrevieron.

Luego, el comunicado se dedica a esgrimir razones por las cuales México tiene más derecho que Bolivia para proteger a los nueve exmiembros del Gobierno de Evo Morales, sin embargo no quisieron pronunciarse respecto de la presencia de los GEOs encapuchados, ni de la “visita de cortesía” poco común del Gobierno de Sánchez a una embajada que atravesaba un delicado conflicto.

Finalmente Zapatero y sus amigos, como el prófugo de la justicia de Ecuador, Rafael Correa, hicieron un llamado «a la comunidad internacional» para apoyar a Pedro Sánchez y a Andrés Manuel López Obrador y así «poner atención sobre el resguardo al respeto por el derecho que norma las relaciones internacionales», pero las normas según las ve la extrema izquierda internacional.

Las denuncias del Gobierno interino contra la “injerencia colonialista”

El gobierno interino de Jeanine Áñez denunció el pasado viernes las acciones “irregulares” ocurridas en la embajada de México en Bolivia señalando que el líder del PSOE envío a un equipo del Grupo Especial de Operaciones (GEO) a la Embajada de México en La Paz para ayudar a Juan Ramón Quintana, exministro de Presidencia de Evo Morales, y Héctor Arce, exministro de Justicia.

La policía de Bolivia impidió el ingreso de «cuatro encapuchados armados» que estaban acompañando al personal diplomático de España a la residencia de la embajadora mexicana en Bolivia, María Teresa Mercado. Según explicó el delegado ante la comunidad internacional del Gobierno interino de Bolivia, Jorge “Tuto” Quiroga, el movimiento de Pedro Sánchez buscaba ayudar a la fuga de los exministros, quienes tienen en su poder toda la información de los pagos a los fundadores de Podemos.

La crisis diplomática escaló al punto de que dos funcionarios de la delegación española fueron expulsados el pasado 30 de diciembre, mientras que el gobierno español decidió responder inmediatamente por la vía de la reciprocidad con la expulsión de tres funcionarios de la embajada de Bolivia en España.

Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído