LA SALUD, EL RECORD Y LA TRAMPA

La Guardia Civil identifica a 250 deportistas en el mayor golpe en España contra el tráfico de EPO

La Guardia Civil identifica a 250 deportistas en el mayor golpe en España contra el tráfico de EPO
EPO inyectable. PD

Tremendo y fulminante. La Guardia Civil ha asestado uno de los golpes más potentes a los submundos del dopaje en España.

En una intervención relámpago, la Unidad Central Operativa (UCO) se ha incautado de la mayor partida de eritropoyetina (EPO) requisada en Europa y ha identificado a 250 deportistas que  parecen estar implicados en el turbo asunto.

Además de incautar el medicamento, la Unidad Central Operativa (UCO) ha detenido a un médico de un hospital público gaditano y responsable de una clínica de diálisis que lo encargaba y lo distribuía aprovechando su condición.

La principal novedad de esta operación consiste en que los 850 viales de EPO eran de curso legal, eritropoyetina que se sustraía de un hospital público y una clínica de diálisis para introducirlo en el dopaje deportivo.

Los investigadores creen que 250 deportistas podrían estar accediendo a este tipo de sustancias mediante su compra a través de internet».

Los deportistas implicados pertenecen a los deportes habituales, atletismo, ciclismo, triatlón, deportes de resistencia, ciclistas master 60 para sorpresa general.

También hay un figura de los XGames, motocross en pista cubierta, que utilizaba a su mujer para hacer los pedidos. Según los investigadores, no hay ninguna estrella del deporte entre los detectados.

No se trata de aprehensiones de EPO procedentes de China, India o Australia que terminaban en España a través del conducto habitual de compra por internet.

Al contrario. Salían desde los dispensarios de un hospital público, medicamentos financiados cien por cien con dinero público.

El modus operandi de la trama se basaba en que el doctor pedía el doble de cantidad de la necesaria, de forma que se quedaba la mitad para su distribución en el deporte.

El doctor aprovechó las grietas del Estado y de los controles sanitarios de la Junta de Andalucía para desarrollar la trama sin levantar sospechas, según los investigadores, que apuntan que el médico ha podido estar robando medicamentos de forma ilegal durante casi una década.

Existen más personas involucradas en la trama y un ciudadano serbio-húngaro con pasaporte esloveno que residía en Barcelona y fue detenido por los agentes españoles.

Los agentes de la UCO relacionan con el caso a un exciclista profesional que también encargaba pedidos de EPO en las mismas webs que comercializaban estos productos y que han sido intervenidas por la Guardia Civil, ya que realizaba viajes de 2.000 kilómetros o más por carretera desde su cas hasta Barcelona cada vez que tenía que recoger la eritropoyetina y pagar al contado.

Los detenidos son el enfermero gaditano y el ciudadano serbio-húngaro que vivía en Barcelona. Otras cuatro personas han sido investigadas o detenidas. Los agentes de la UCO relacionan con la trama de suministro de dopaje a un exciclista profesional que reside en el centro de Europa y que también encargaba pedidos de EPO en las webs referidas para comercializar con ellos. Este exdeportista realizaba viajes de 2.000 kilómetros o más por carretera desde su domicilio hasta Barcelona cada vez que tenía que recoger la eritropoyetina y pagar al contado.

Las páginas de internet que vendían la EPO garantizaban el suministro de Eprex (una marca comercial de la eritropoyetina) de una manera “rápida y discreta con número de seguimiento incluido”. “La EPO llega en el paquete frío”, aseguraban. Casi todas las webs ofrecían varios métodos de pago: transferencia bancaria a una cuenta en la UE, BitCoin con descuento adicional del 10 por ciento; o empresas de transferencias monetarias con base en Estados Unidos.

Para facilitar la comunicación entre comprador y vendedor, se utilizaban redes de mensajería instantánea encriptada a través de un número de teléfono austriaco, que era operado desde España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído