"Estamos muy contentos de ver una sanción tan fuerte emitida por el Tribunal FEI"

Dopaje estrambótico y sanción histórica en la hípica: un caballo sacrificado y 20 años de castigo a su jinete

El caballo, ‘Castlebar Contraband’, fue sacrificado tras sufrir una fractura abierta en el hueso del canon derecho durante una carrera de resistencia en Francia de 90 kilómetros

Dopaje estrambótico y sanción histórica en la hípica: un caballo sacrificado y 20 años de castigo a su jinete
El jinete emiratí Abdul Aziz Bin Faisal Al Qasimi.

La Federación Ecuestre Internacional (FEI) se ha visto sumergida en un escandaloso caso de dopaje, uno que ha recibido la sanción más dura en la historia del hipismo.

El jinete Abdul Aziz Bin Faisal Al Qasimi fue suspendido por 20 años, quedando vetado de toda competición y actividad hasta junio de 2040.

Esto a causa del dopaje a su caballo, que sufrió una grave lesión y posteriormente tuvo que ser sacrificado.

«Este es realmente un gran resultado para el bienestar de los caballos y la lucha contra el dopaje en el deporte ecuestre. Estamos muy contentos de ver una sanción tan fuerte emitida por el Tribunal FEI y ofrece una advertencia severa a otros de que el Tribunal ya no tolerará casos de abuso de caballos”, dijo Mikael Rentsch, director legal de la FEI.

La sentencia de 51 páginas, emitida por el Tribunal de la FEI, ha explicado que el caballo, ‘Castlebar Contraband’, nacido en 2006, tuvo que ser sacrificado tras sufrir una fractura abierta en el hueso del canon derecho durante una carrera de resistencia en Francia de 90 kilómetros, que se disputó en 2016.

La autopsia reveló que el equino había recibido inyecciones de Xilacina, un producto utilizado como sedante, analgésico y relajante muscular, que está prohibido en competición.

Göran Åkerström, veterinario de la Federación Internacional, dijo que la sustancia multiplicó el riesgo de lesión catastrófica en el caballo, que había sido insensibilizado tanto en los entrenamientos como en la competición.

La falta de sensibilidad, unida a la osteoartritis en la articulación delantera derecha tuvo como consecuencia fracturas de estrés que terminaron en la lesión catastrófica del animal.

Los abogados del jinete emiratí, quien en 2012 fue castigado con dos años de suspensión porque un caballo suyo dio positivo de testosterona, alegaron que la Xilacina había sido utilizada en el proceso de eutanasia, pero el Tribunal de la FEI rechazó el argumento y estimó, en cambio, los del veterinario.

Por esto, el jinete fue suspendido por 18 años por maltrato al caballo y otros dos por infringir el reglamento sobre medicación para los equinos. Además, tendrá que pagar una multa de USD 30.000, más otros 14.000 en concepto de costes judiciales. El competidor puede apelar contra sus sanciones ante el Tribunal de Arbitraje Deportiva (TAS).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído