Reconocen a Pippen, Malone y los dos equipos olímpicos más de grandes de EE.UU.

Reconocen a Pippen, Malone y los dos equipos olímpicos más de grandes de EE.UU.
. EFE/Archivo

El baloncesto estadounidense vivió una noche histórica con la celebración de los ex jugadores Scottie Pippen y Karl Malone como miembros del Salón de la Fama de la Clase 2010, y el reconocimiento de los dos mejores equipos olímpicos de todos los tiempos.

Pippen y Malone fueron inducidos al Salón de la Fama del Baloncesto Naismith Memorial, reconocidos como jugadores de manera individual y también como miembros del Equipo de Ensueño (Dream Team del 92).

El ex jugador de los Bulls alabó en su discurso la figura de Jordan como parte indispensable en su carrera y desarrollo como persona.

Ambos ganaron seis títulos de la NBA con los Bulls de Chicago y no tuvo ningún problema en agradecérselo por ser el «mejor compañero de equipo».

«MJ, has tocado la vida de muchas personas, pero ninguna como la mía», dijo Pippen.

Malone tuvo que hacer un gran esfuerzo para controlar sus emociones durante su discurso, sobre todo cuando recordó a su madre, fallecida hace siete años.

«Estoy aquí gracias a ella», agregó. «Fue siempre un ejemplo a seguir y un apoyo constante en todas mis acciones y decisiones».

Malone también agradeció al dueño de los Jazz de Utah, Larry Miller, también fallecido, por creer «siempre» en él y darle su apoyo.

El ex de los Jazz ganó dos premios al Jugador Más Valioso (MVP) y está en el segundo lugar de máximos anotadores en la historia de la NBA.

Dentro de los consagrados al Salón en este 2010 también se encuentran los integrantes del Equipo de Ensueño (Dream Team) que ganaron la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, así como el equipo que también fue campeón en las Olimpiadas de Roma 1960.

Pippen y Malone jugaron con Jordan, Magic Johnson, Charles Barkley y Larry Bird en el equipo de 1992, y Bird, quien estaba a punto de retirarse debido a una lesión en la espalda, fue convencido por Johnson para que participara en los Juegos Olímpicos.

«Fue una bella manera de decir adiós, ganando la medalla de oro», dijo Bird.

En el escenario estuvo en pleno el Equipo de Ensueño, así como los integrantes que todavía viven del equipo de 1960.

Con un grupo de superestrellas de la NBA, la selección estadounidense, más conocida como el «Dream Team» se exhibió y deslumbró de forma dominante y espectacular en su recorrido hacia la medalla de oro en Barcelona. De paso, elevó la popularidad del baloncesto estadounidense a niveles sin precedentes.

«Fue la primera vez que se unieron en la selección los jugadores de la NBA, y aquello fue muy especial», recordó Bird. «De niño, uno siempre sueña con los Juegos Olímpicos y se pregunta cuál será la sensación de participar en unos. Fue muy especial el ser capaces de hacer esto, sin duda».

Los estadounidenses anotaron un récord olímpico de 117,3 puntos de promedio por partido y ganaron sus encuentros por una diferencia de 43,8 tantos de media por encuentro en los Juegos de Barcelona.

«Era la primera vez que la gente veía un partido de éstos, y algunos decían: ‘Ya sé cuál es el resultado, pero quiero ver actuar a estos artistas», secundó el comisionado de la NBA, David Stern, quien añadió que el equipo «sin duda fue el catalizador del crecimiento internacional de la liga».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído