Navarro: «Con 9.000 en el Buesa, el Estrella Roja nos ganó de 20»

El entrenador del Laboral Kutxa, Ibon Navarro, ha declarado que «jugar en una cancha vacía no supone ninguna ventaja» en el partido que disputan este jueves frente al Estrella Roja de Belgrado, correspondiente a la última jornada de la primera fase de la Euroliga, en la que los locales no podrán jugar ante su afición debido a la sanción por los incidentes entre hinchas de su equipo y del Galatasaray que desembocaron en la muerte de un aficionado serbio.

«Jugando en el Buesa Arena con 9.000 personas, nos ganaron de 20. Jugar en una cancha vacía creo que, aunque sea en Belgrado, no supone ninguna ventaja para nosotros. No sé si supondrá algo para ellos, pero en Vitoria nos ganaron, así que no veo donde va a estar la ventaja», manifestó Navarro en una rueda de prensa este miércoles.

En el plano puramente deportivo, el técnico de Baskonia apuntó que en lo que destaca Estrella Roja «es en el bloque». «Si lo miras fríamente, no sé uno por uno a que jugadores de un equipo grande ficharía. Seguramente, a casi ninguno. En lo que destaca Estrella Roja es en el bloque. Tienen un juego de equipo muy importante en el que todos los jugadores asumen su rol», aclaró.

«Tienen una defensa de equipo muy buena con mucho compromiso y con mucha responsabilidad y colaboración. No es casualidad el crecimiento respecto al año pasado con retoques pero manteniendo al entrenador, la filosofía y el estilo de juego. Es un equipo que igual, a priori, mucha gente pensaba que no se iba a clasificar pero va a ser segundo y pudo ganar a Olympiacos, aunque por pequeños detalles pudieron ganar. Es un excelente equipo.», expuso Navarro.

El entrenador baskonista confesó que no sabía «valorar la importancia desde un punto de vista clasificatorio», así que lo más importante para él es que el equipo «juegue con un equipo durísimo y haga un buen partido». «Que tengamos la sensación de que hagamos las cosas mejor cada día y seamos fieles a nosotros mismos. Necesitamos hacer las cosas bien fuera de casa porque 48 horas después vamos a jugar contra un equipo muy bueno en el que la victoria sí que es trascendental», apuntó.

Navarro supuso que para la segunda fase ya hay «cerrados tres equipos». «Supones que el Barcelona va a ser primero, pero no sabes si el Real Madrid o el Efes serán primeros o segundos. Hay que ganar y lo que toque tocará, lo mejor es quedar segundo», declaró.

El entrenador del Laboral Kutxa recordó que por este viaje no tendrán «tiempo para preparar el partido ante el UCAM» por lo que han hecho un «trabajo» para los dos partidos y que intentarán «dormir un poco más y descansar». «Vamos a intentar llegar en el mejor estado físico al partido del domingo. Hay que intentar ver que si el equipo, intentando descansar más, llega con un poco más de energía el domingo», aclaró.

En este sentido, se refirió al UCAM, «un equipo que ha ido creciendo poco a poco». «Es un equipo muy bien trabajado, sobre todo atrás. Defienden muy bien con todos los problemas que tienen defensivos individualmente de jugadores que defensivamente no son buenos, pero que los esconden bien», reveló.

«Tienen una forma de jugar muy sencillo sin grandes alardes, pero juegan bien y saben buscar sus opciones. Leen bien las defensas rivales. Tienen tres jugadores que pueden enganchar tres o cuatro tiros exteriores y te cambian el partido. Además, poseen el factor Lima y Antelo en el rebote. Sustentan gran parte de sus victorias en su capacidad reboteadora, sobre todo ofensiva», sentenció al respecto.

Finalmente, expuso que el calendario es «un tema de ACB y Euroliga». «Lo que sí que sé es que parece que vamos a jugar cuatro partidos en siete días, de eso estoy seguro. Vivan las Navidades», concluyó con ironía.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído