El Real Madrid sumó su octavo triunfo seguido en Liga en un duelo de marcada vocación ofensiva.

Rudy, Sergio y Reyes ganan la batalla de anotadores

Sikma, Richotti y Beirán, los mejores de un buen Iberostar Tenerife

Vocación ofensiva ante todo. Lo decía en la previa Alejandro Martínez, entrenador eterno del Iberostar Tenerife (undécima temporada seguida), y es así. Pero no sólo de puntos vive el baloncesto, claro.

No hay gloria sin defensa. Los dos equipos se entregaron de salida a un frenesí encestador. Sobre todo al Real Madrid le faltaba implicación atrás. Sikma anotaba al principio en la zona y luego desce cualquier lugar, incluidos dos triples (19 puntos al descanso).

Y Richotti iba de fuera a dentro, imitando ‘a su gemelo’, a Carroll, mostraron las arrugas de la defensa madridisa. Mientras, en el banquillo, Laso negaba con la cabeza. Lógico. Lo del técnico y lo de su equipo.

Era el quinto partido en los últimos diez días contando la Copa. El rival, en cambio, llevaba dos semanas preparando el duelo.

Y no acusó la falta del ritmo, al contrario. Estaba ansioso por jugar, por hacerlo bien. Por ganar otra vez en el Palacio, como hace dos años. Eso sí, no contó con Sekulic, baja por lesión.

Defensa al margen, el Iberostar se combinaba con diablura. Cerró el primer cuarto (25-26) con canasta ‘in extremis’ de Saúl Blanco después de trenzar en segundos una jugada en la que de forma directa o indirecta participaron sus cinco jugadores. Con la sombra del descanso asomando, la renta visitante se estiró hasta los siete tantos (41-48).

Los de Martínez incluso se habían sobrepuesto a un incendio: cuatro minutos si anotar al inicio del segundo parcial (33-28).

Sergio firmaba acciones de enorme talento y Carroll seguía demostrando su buena forma. Y poco más. Un dato, en el momento de máxima gloria tinerfeña, el Iberostar repartía 14 asistencias por sólo 4 del equipo blanco. Radiografía aclaratoria.

Cuenta Ricardo González en ‘AS‘ que tras el paso por vestuarios, los blancos sujeteron a Sikma y Richotti, pero aparecieron San Miguel y Lampropoulos como ‘rematadores’ del juego colectivo. La intendencia corría a cargo de Beirán.

Estaba en todas partes: 15 rebotes, 5 asistencias y 2 robos (apenas 4 puntos, pero 22 de valoración). Reyes firmaba 13 tantos sólo en el tercer cuarto y Rudy se iba hasta los 19 tantos y 26 de valoración. En el duelo de pistoleros, 32-24 en ese periodo. Un envite difícil de aguantar.

El Madrid había logrado rebajar algo el porcentaje de acierto insular; corría y pasaba. Cinco puntos de Llull y un triple de Rudy al inicio del acto final (86-76) olía a sentencia. Lo fue, aunque el Palacio aún se calentaría por una serie de decisiones arbitrales, incluida una técnica a Maciulis.

Luego le cayó otra a Sikma y la batalla del ‘jogo bonito’ se cerró por debajo de los cien puntos por el desacelerón final (94-85). Llueva o haga frío, que no fue el caso, ahí estan Rudy, Reyes y los Sergios. Octavo triunfo seguido en Liga. Y presión para el líder, para el Unicaja.

–RESULTADOS DE LA JORNADA 22.

-Domingo.

  • CAI ZARAGOZA – MONTAKIT FUENLABRADA 86-69.
  • FC BARCELONA – GIPUZKOA BASKET 71-58.
  • BALONCESTO SEVILLA – UCAM MURCIA 83-96.
  • REAL MADRID – IBEROSTAR TENERIFE 94-85.
  • MOVISTAR ESTUDIANTES – VALENCIA BASKET 18.30.
  • MARTIN BERTRAN – BULTO – MARTINEZ DIEZ.
  • BILBAO BASKET – LABORAL KUTXA 19.00.
  • JIMENEZ – REDONDO – PEREZ NIZ.
  • UNICAJA – HERBALIFE GRAN CANARIA 19.00.
  • PEREZ PEREZ – CALATRAVA – CABALLERO.

-Sábado.

  • RIO NATURA MONBUS OBRADOIRO – FIATC JOVENTUT 67-71.
  • MORABANC ANDORRA – LA BRUIXA D’OR MANRESA 80-64.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído