Obradovic: «A todo el mundo le gusta jugar en casa, dentro no hay presión»

El entrenador del Fenerbahçe, Zeljko Obradovic, ha asegurado que «a todo el mundo le gusta jugar en casa» ante el factor ambiental de su rival, el Real Madrid, anfitrión de la ‘Final Four’, al que considera «un gran equipo» que «siempre juega bien» y que «apenas ha cambiado los jugadores más importantes», destacando el «gran trabajo» de Pablo Laso llegando «a casi todas las finales»

«No creo que tengan presión. Yo creo que a todo el mundo le gusta jugar así, en casa, y frente a su afición y conociendo cada centímetro de esta cancha. Yo no creo en la presión, nosotros los que estamos dentro no tenemos este tipo de presiones», afirmó Obradovic sobre la condición de local de los blancos.

Además, consideró que los suyos «están bien preparados» para medirse a «un gran equipo» en el que los jugadores «siempre juegan bien», consecuencia de «un nivel muy alto, no solo de ahora, sino también de los últimos tres años».

«Ha conseguido dos finales consecutivas, tres ‘Final Four’ seguidas y un montón de títulos. Además, apenas han cambiado los jugadores más importantes», analizó Obradovic, técnico más laureado de la Euroliga, con 8 títulos en su palmarés, que dirigió al Real Madrid hace 20 años la última vez que logró el trofeo.

Sobre dicha espera, el serbio no quiso pronunciarse, al igual que acerca del reconocimiento recibido por el club a causa de su labor en los últimos años, aunque sí valoró que «Pablo Laso ha hecho y está haciendo un gran trabajo», no solo por el juego, sino porque «ha ganado títulos y ha llevado al equipo a casi todas las finales».

«Creo que ellos van a estar a tope, como siempre», comentó al ser preguntado por el estado físico de los jugadores rivales, además de que «Rudy es un jugador de mucho carácter», algo que también caracteriza «a todos los del Real Madrid».

VESELY: «SOMOS LO SUFICIENTEMENTE BUENOS PARA GANAR»

Por su parte, Jan Vesely consideró que el Fenerbahçe es «lo suficientemente bueno como para ganar al Real Madrid», asegurando que confía en sus compañeros para «asumir la presión» de representar al baloncesto turco, cuya inversión ha sido alta en los últimos años.

«No pensamos que la responsabilidad esté en nuestros hombros ni nada parecido. Trataremos de estar tranquilos y disfrutar de esto», afirmó el checo sobre el hecho de que el conjunto otomano jugará su primera Final Four, acabando con la ausencia de los equipos del país en los últimos 15 años.

Finalmente, se mostró «poco preocupado» por la presión que pueda sentir el Real Madrid como local, considerando que se trata de un equipo «plagado de talento», opinando que no está descompensado al afirmar que «su plantilla es tan buena por fuera como por dentro».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído