El equipo español de baloncesto en silla de ruedas se clasifica para Río

La selección española de baloncesto en silla de ruedas ha conseguido la clasificación para los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016 tras vencer a Italia (86-55) en el partido por el quinto puesto del Campeonato de Europa celebrado en Inglaterra.

Tras la decepción al caer ante Turquía por el pase a semifinales del torneo continental y perder así la opción de revalidar su medalla de bronce europea, los jugadores españoles han sabido recuperarse y luchar por la ansiada clasificación paralímpica. Para ello tuvieron que enfrentarse de nuevo a Polonia, rival al que habían vencido por un punto en un partido muy ajustado, y que superaron de nuevo tras tres cuartos muy igualados y un último cuarto muy ventajoso para el equipo español.

Los españoles han empezado dominando el partido desde el primer minuto y han ido aumentando la diferencia con Italia, que el viernes sufría la dimisión de su seleccionador, Dionigi Cappelleti, tras caer en cuartos de final contra Gran Bretaña, teniendo que asumir la jefatura del cuerpo técnico su ayudante, Roberto Ceriscioli, exjugador y actual entrenador del Santo Stefano Banca Marche.

Los españoles siempre fueron por delante en el marcador, desde el triple inicial de Jordi Ruiz, imperial en todo el partido, pese a ser, precisamente, el jugador que más conocen los italianos porque juega en el Unipol Briantea 84, uno de los mejores equipos del scudetto.

Después del 16-22 del primer cuarto, Ruiz se empeñó en dinamitar el encuentro con cuatro triples en los primeros 17 minutos, mientras la defensa española anulaba a las ‘torres’ rivales, Matteo Cavagnini y Sfefano Rossetti, con una defensa presionante que ahogaba la salida del balón de los italianos.

Así, la ventaja se agrandó al descanso (22-41), con lo que ya entonces España tenía rueda y media en Río 2016. Ruiz logró su quinto triple al inicio de la segunda parte y el partido se rompió. El seleccionador español, José Artacho, probó con diferentes combinaciones para dar minutos a todos sus jugadores, que se sumaron a la fiesta.

Con 37-65 al acabar el tercer cuarto, España jugó a placer los últimos 10 minutos, con una clara superioridad en los rebotes, el juego de contraataque y las defensas sobre los puntales italianos. Al final, el marcador se quedó en 55-86.

Jordi Ruiz, que recibió la placa que le reconoce como MVP del partido, fue, sin duda, el mejor sobre la cancha, con 34 de valoración, 31 puntos, 3 rebotes y 7 asistencias (con 8/11 en tiros de dos y 5/8 en triples). También sobresalieron Pablo Zarzuela (15 puntos, 2 rebotes y 6 asistencias) y Alejandro Zarzuela (15 puntos y 7 rebotes).

Así, España tendrá en Río 2016 equipo masculino de baloncesto en silla de ruedas por novena vez en unos Juegos Paralímpicos, después competir en los de Heidelberg’72 (undécimo puesto), Toronto’76 (se quedó en la fase previa), Arnhem’80 (undécimo), Stoke Mandeville’84 (no llegó a cuartos de final), Seúl’88 (duodécimo), Barcelona’96 (sexto), Atlanta’96 (cuarto) y Londres 2012 (quinto).

LAS CHICAS, QUINTAS DE EUROPA

El equipo español femenino logró este sábado la quinta posición en el Campeonato de Europa de Baloncesto en Silla de Ruedas tras derrotar a Italia por 68-15, la segunda victoria más contundente de España en un partido oficial. Vicky Alonso recibió la placa de MVP del partido, al conseguir 30 puntos y 10 rebotes.

Una vez fuera de las semifinales del Europeo y de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, el objetivo de la escuadra dirigida por Abraham Carrión era concluir con el buen sabor de boca que dejan las victorias. Así fue el jueves con un triunfo cómodo contra Turquía (68-24) y ante Italia en el partido por el quinto y sexto puesto del campeonato.

El partido fue casi un calco del de la fase previa, cuando España apabulló a Italia por 15-75, probablemente el triunfo más abultado de la historia en un partido oficial de la selección femenina española. Esta vez, la ventaja se quedó en 53 puntos, lo que demuestra la clara superioridad mostrada por las pupilas de Carrión en el Worcester Arena para hacerse con el quinto puesto del Europeo.

El partido supuso la despedida de dos jugadoras con la camiseta de la selección española: Cruz Ruiz y Cristina Campos. En nombre de sus compañeras, Vicky Alonso dedicó en el centro de la cancha un emotivo poema a las deportistas que cuelgan la silla.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído