El técnico del Espanyol asegura que la salvación virtual le suena «a cuento chino»

El técnico del Espanyol asegura que la salvación virtual le suena "a cuento chino"
. Agencia EFE

Mauricio Pochettino, técnico del Espanyol, ha asegurado hoy que la salvación virtual de su equipo le suena «a chino» porque el conjunto blanquiazul todavía no ha logrado todos los objetivos que se ha propuesto.

«No veo relajación en el grupo, sino que hay mucha tensión. No podemos bajar el nivel de intensidad, ni de competitividad porque tenemos objetivos claros no cumplidos. Sería un error pensar en la salvación virtual; me suena a cuento chino. Lo que quiero es que sea matemático», ha analizado.

En este sentido, ha apuntado que el equipo está sufriendo «dificultades por las lesiones de Manu Molina, Javi Chica y Raúl Baena», quienes se ha visto obligados a pasar por quirófano. «Tenemos un cúmulo de circunstancias adversas: sanciones, lesiones, pero tenemos que superarlas y ser fuertes».

El entrenador blanquiazul ha reconocido que tendrá que echar mano del filial para completar la convocatoria con vistas al partido contra el Valencia.

«Mantengo una gran relación con Óscar Perarnau -técnico del filial- y todas las decisiones que tomamos son consensuadas. Valoraremos bien todas las opciones», ha remarcado.

Respecto al encuentro de este domingo contra el Valencia, ha señalado que el Espanyol debe ir «a por los tres puntos», aunque ha avisado que no será fácil, porque «tienen grandes individualidades y será un partido complicado».

«Necesitaremos el apoyo de la gente y esperemos que sea una fiesta como el día del Barcelona, porque el equipo necesita esa sinergia con el público», ha añadido.

Asimismo, ha subrayado que el Espanyol debe «intentar ganar los cuatro partidos que quedan y sumar los máximos puntos posibles». «El equipo ha tenido posibilidad de sacar más puntos, pero nos ha faltado acierto y fortuna en algunos partidos que hemos jugado fuera de casa», ha sentenciado.

Por otra parte, Pochettino ha reconocido que le gustaría seguir muchos años como entrenador del conjunto españolista, aunque sabe que es complicado. «Soy un romántico y claro que me gustaría ser el Alex Ferguson del Espanyol, pero tengo claro que es bastante difícil porque ésta es una profesión con muchos altibajos».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído