La periodista, indignada con el show de la imitación a Alves

Carme Barceló a Tomás Roncero: «Yo no tengo ni tan mal gusto ni tan poca educación como tú»

Pedrerol quita hierro al asunto: "Hay que tener sentido del humor, es un show"

Pedrerol: "Hay que tener un poquito de sentido del humor, es un show, y en un programa de dos horas y media cabe todo"

Varias semanas después, la entrada de Pepe a Dani Alves en la ida de las semifinales de la Champions League que supuso la tarjeta roja directa para el central madridista, sigue dando vueltas con la temporada clausurada.

En la tertulia deportiva de Intereconomía, Punto Pelota, la susodicha acción de aquel partido apareció de nuevo, y fue encarnada por el periodista del diario AS, Tomás Roncero, que simuló la agresión y terminó rodando por el suelo del plató —Tomás Roncero imita a Dani Alves en el plató de Punto Pelota–.

Al día siguiente de la broma de Roncero, la tertuliana barcelonista Carme Barceló acudía al programa indignada con la gesticulación del periodista de AS:

Carme Barceló: La imitación de Roncero puede ser simpática y jocosa, pero también es reírse del rival de una forma maleducada haciendo una exageración inmensa, porque te pasaste tres pueblos, Roncero. Si esto es el periodismo que tú quieres practicar, yo te invitaría a que hicieras una serie de imitaciones. Empezaremos por Pepe en la final de la Copa del Rey. Imítalo, por favor.

Tomás Roncero: El periodismo no tiene límites. Imítalo tú. ¡Imítalo tú!

C.B.: Yo no tengo ni tan mal gusto ni tan poca educación como tú.

T.R.: La interpretación permite que tú elijas la película. El actor elige la película que quiere. Alves tiene la suya, cada vez que juega contra el Madrid, él finge porque es una cosa que le gusta. Él tiene dos sueldos, el que le paga el Barça por jugar al fútbol, que lo hace muy bien, y el de actor, que lo hace muy bien también.

Josep Pedrerol (director del espacio): Carmen, yo creo que hay que tener un poquito de sentido del humor, es un show, y en un programa de dos horas y media cabe todo.

C.B.: Yo te digo una cosa en un acto de sinceridad absoluta: cuando yo lo vi me partí el pecho. ¡Era tan gracioso! […] Pero lo que menos le apetece al culé son las coñas de Roncero.

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído