El jugador del Schalke no acude al homenaje de la UEFA con la Selección

Abellán: «La ausencia de Raúl indica soberbia, rencor y altanería»

Alfredo Relaño: "Raúl no hace bien prolongando esa sensación de frialdad y de distanciamiento"

Enrique Marín (Público): "Raúl sólo se daña a sí mismo no saliendo hoy en la foto junto a Zubi, Casillas y Xavi"

La noticia más importante del día a nivel deportivo, en ausencia de fútbol, llegó con el homenaje que la UEFA había preparado para los cuatro jugadores españoles que han superado las cien internacionalidades con la Selección.

Andoni Zubizarreta (126), Íker Casillas (125), Xavi Hernández (105) y Raúl González Blanco (102) fueron convocados en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para asistir a la entrega de la gorra y la medalla conmemorativas de la UEFA a los jugadores españoles.

Más allá del acto, la noticia recaló en la ausencia a última hora del jugador del Schalke 04 alemán, Raúl González, que envió en la jornada previa un correo a la Real Federación Española de Fútbol para comunicar su no comparecencia, aduciendo un compromiso amistoso con su actual club.

LA PRENSA ESPAÑOLA ANALIZA EL GESTO DE RAÚL

Raúl González Blanco es, de los cuatro jugadores convocados para el homenaje, el único que sigue en activo pero que no es convocado con la Roja. De hecho, el ex jugador madridista salió rebotado del equipo nacional cuando Luis Aragonés dejó de llamarle tras el Mundial de 2006.

Posteriormente, la selección española ganó la Eurocopa de 2008 y el Mundial de 2010, y Raúl se convirtió en el gran olvidado del conjunto nacional de los últimos años.

La prensa española analiza la incomparecencia de Raúl González Blanco e interpreta su gesto, en mayor medida, como negativo:

José Antonio Abellán (ABC Punto Radio) — AUDIO –: «Al final Raúl no vino a recoger la medalla de la UEFA con la se reconocía sus más de cien participaciones con la selección española, y eso ha sido un gesto feo por su parte. Que nadie me cuente cuentos chinos de partidos amistosos trascendentales que me suenan a tomadura de pelo. El hecho de no venir indica indica soberbia, rencor y altanería, un cierto desprecio hacia sus compañeros centenarios, y una falta de respeto hacia la camiseta nacional a que tanto se preciaba defender y tanto orgullo sentía por llevar»

Emilio Pérez de Rozas (Sport, en COPE) — AUDIO –: «Dada la personalidad, la veteranía, el prestigio y lo que significa Raúl para el fútbol español, con todo el señorío que él tiene y estando en una fase actual de entrenamiento suave con su equipo, es evidente que si Raúl no ha venido a recoger el premio es porque no le ha dado la gana. Si Raúl en Alemania levanta un dedo y pide un permiso, se lo conceden. Es un listo, un inteligente y busca un argumento poco valiente para no venir»

Alfredo Relaño (AS) — «Me hubiera gustado ver a Raúl ahí» –: «Lástima. Raúl cayó de la Selección justo antes de que llegaran los grandes éxitos, y no de la mejor manera, pero eso no debe hacerle sentirse mal, ni hace bien prolongando esa sensación de frialdad y de distanciamiento. Fue mucho en la Selección, tiró del carro, todos sus compañeros le valoraron al máximo (Guardiola aún le dedicó un elogio enorme hace nada) y cuando Luis decidió apartarle fue porque en justicia era el momento. Pero él no debe renunciar a su pasado y al no aparecer en esa sencilla foto junto a Zubizarreta, Casillas y Xavi lo está haciendo en cierto modo»

Enrique Marín (Público, en Sportyou) — «Raúl se retrata» –: «Raúl sólo se daña a sí mismo no saliendo hoy en la foto junto a Zubi, Casillas y Xavi. Para él era un baño de prestigio y su salida de La Roja dejó demasiadas sombras […] Su gesto de no estar hoy en Las Rozas confirma muchas cosas, y no precisamente buenas, sobre él»

LA INTERPRETACIÓN DE UNIDAD DEL HOMENAJE

En más de un caso, la prensa deportiva pero también la generalista, han observado la tesitura del homenaje a los jugadores de la selección española otorgado a un futbolista vasco, a otro catalán y a otro madrileño, firmando una foto histórica para la unión de la Roja que empezara con los triunfos y los títulos.

Jesús Alcaide (El Mundo) — «Un vasco, un catalán, un madrileño» –:»El país de los 17 miniestados, de las 17 fronteras artificiales, de las 17 barreras que contrastan con el mundo globalizado en que vivimos, se sintió unido y fuerte, salvo contadas excepciones, cuando su equipo nacional de fútbol conquistó el Mundial y hermanó durante un mes a gente de ideología diversa pero con dos dedos de frente. […] reconocidos por haber superado los 100 partidos con el equipo de ESPAÑA un catalán, Xavi Hernández, un vasco, Andoni Zubizarreta, y un madrileño, Iker Casillas. Faltaba un segundo madrileño, Raúl González, el cuarto componente del poker centenario. Todos ellos orgullosos de haber defendido la camiseta roja, de haber sudado por ella. Y por supuesto, tan catalanes, vascos y madrileños como los que más. Incluso mucho más que algunos que presumen de no ser españoles. Allá ellos».

La portada del diario ABC, dedicada al acto en cuestión, es otro ejemplo de la visión política que ha adquirido, sin pretenderlo, el homenaje de la máxima competición continental futbolística, la UEFA:

«La verdadera España plural. La UEFA distingue a los jugadores -dos madrileños, un vasco y un catalán- que más han jugado en la existosa selección española»

Sígueme en Twitter @josepabloglez

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido