El conjunto blanco ratifica su ventaja de líder con un gran partido de los 'jugones' (4-1)

Los cronistas aplauden a Mourinho ante el Athletic: «Una alineación vestida acorde a lo que siempre quiso ser el Madrid»

Alfredo Relaño (AS): "Mourinho sacó a los jugadores 'de buen pie' y el fútbol se lo premió con una goleada"

Cuéllar (ABC): "Un órdago a lo grande. «¿Queréis jugones? Tomad taza y media» pareció decir Mou"

El Real Madrid se olvidó de la derrota en la Copa del Rey ante el F.C. Barcelona goleando a un Athletic (4-1) que ofreció buena cara en la primera parte de un partido en el que Mourinho volvió a ser protagonista porque sorprendió introduciendo a Granero y a Kaká en el once titular, y por el referéndum que se vivió en la grada.

El público del Santiago Bernabéu arropó al equipo de salida, llenando la grada y animando a sus jugadores, mientras que en el caso del técnico hubo división de opiniones, ya que mientras uno vitoreaban al luso otros les silbaban.

El Real Madrid salió con ganas y tenía el balón, pero las ocasiones más claras en los primeros compases fueron del Athletic. Así, en el minuto 12, llegó el gol de Llorente de una contra maravillosa de los jugadores rojiblancos que comenzó Javi Martínez y conminó el delantero navarro de forma magistral.

A partir de aquí, el equipo vasco se hizo con el dominio del partido gracias a la presión continua de los jugadores del Athletic a los defensas y mediocentros blancos, que empezaron a perder balones. En los mejores minutos de los ‘leones’ llegó una gran ocasión de Muniain que no consiguió anotar. Sin embargo, poco a poco el Real Madrid empezó a cambiar de actitud y tras una gran jugada en equipo de Cristiano Ronaldo, Benzema y Marcelo llegó el empate blanco.

Tras el descanso, la dinámica cambió, el conjunto de Mourinho empezó hacerse con el dominio del juego, sobre todo tras el primer gol de Cristiano Ronaldo desde el punto de penalti. A pesar de eso el Athletic no le perdió la cara al encuentro y lo siguió intentando, pero, tras la expulsión de De Marcos por roja directa, en el segundo gol del ‘Bota de Oro’ desde los siete metros, los de Bielsa no lograron rehacerse.

Los minutos finales fueron controlados con cierta solvencia por el conjunto de blanco. Higuaín tuvo la ocasión de sentenciar el partido con un tiro del argentino al palo, pero fue Callejón, que se encuentra de dulce quien rubricó la goleada que deja a los de Chamartín con los mismos cinco puntos de ventaja sobre el FC Barcelona. Mientras, el Athletic Club rompe su racha de cinco partidos sin perder y pierde, momentáneamente, su puesto europeo.

LOS CRONISTAS SE FIJAN EN EL FÚTBOL

Alejados del ruido mediático generado en torno al Madrid en las últimas horas, los cronistas y analistas se fijan, expresamente, en lo sucedido sobre el césped del Santiago Bernabéu, siempre con un balón de por medio:

José Sámano (El País) —El fútbol, la mejor tecla del Madrid–: «Con una alineación vestida acorde a lo que siempre quiso ser el Madrid, el equipo supo exprimir sus mejores virtudes, que son muchas. Este es un grupo perfilado para achicar a cualquiera en su área, para debatir con todos los adversarios del planeta a partir de la suprema clase de la mayoría de sus jugadores».

Alfredo Relaño (AS) —Mourinho escuchó pitos en el Bernabéu–: «Y hubo novedades en lo que respecta a Mourinho muy significativas. Una, que sacó a los jugadores ‘de buen pie’ (tomo la expresión prestada de Valdano) y el fútbol se lo premió con una goleada. Otra, que por primera vez escuchó pitos en el Bernabéu. Cuando los ultras, más de una vez, trataron de jalearle, el resto del estadio respondió en contra».

Julián Ruiz (El Mundo) —Mou, campeón de invierno–: «Me encantó la alineación que plantó Mourinho para la noche justo tras la cólera del barçanocidio. Me llegó hasta sorprender el propio Granero. Y la segunda fase del semi-resucitado Kaká y hasta las intermitencias de Özil. Qué casualidad que el flujo de un juego a veces incluso hasta de calidad coincida con jugadores que saben tocar el balón».

José Manuel Cuéllar (ABC) —Rearme a base de talento–: «Un órdago a lo grande. «¿Queréis jugones? Tomad taza y media» pareció decir Mou. Así que seis cambios respecto al equipo de Copa ante el Barcelona. El resultado de jugadores de toque por doquier, en uno y otro, fue una primera parte espectacular, sin medio campo y sin reservas, todos a tope, a tumba abierta».

Jesús Alcaide (El Mundo) —Pleno de atacantes ante el mini Barça–: «Como Lázaro, volvió a la vida. Suma 23 victorias en 25 partidos. Números demoledores. Sí, este equipo se acongoja ante su más odiado enemigo y tiene que hacérselo mirar, porque salvo en la final de Copa, cae ante él cuando sale a atacar y cuando se refugia en la cueva. Pero tiene vida, respira y, de paso, es líder con cinco puntos de ventaja».

Síguenos en Twitter @24por7com

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído