Mendilibar dice que el balance de su primer año en el Osasuna «es muy bueno en todos los sentidos»

Mendilibar dice que el balance de su primer año en el Osasuna "es muy bueno en todos los sentidos"
. EFE/Archivo

A una semana de cumplir su primer año como entrenador de Osasuna, el vizcaíno José Luis Mendilibar ha hecho balance de su estancia en el club navarro en una entrevista a Efe, en la que ha destacado que eligió bien al venir a Pamplona al estar satisfecho tanto en el plano personal como profesional.

Pieza clave para la permanencia de la pasada temporada, al liderar la reacción del equipo a falta de 15 jornadas tras relevar en el cargo al exseleccionador nacional José Antonio Camacho, Mendilibar tiene a Osasuna esta campaña en una cómoda situación, en la que según apunta, si no fuera por los errores arbitrales estaría en puestos de Liga de Campeones.

– Pregunta: ¿Qué balance hace de su primer año en Osasuna?.

– Respuesta: Llegamos un 14 de febrero. El equipo estaba en una situación complicada en la clasificación y tuvimos que sacar muchos puntos. Al final libramos la categoría, aunque hasta el último partido tuvimos que estar jugándonos todo. En la clasificación, por la igualdad que hay entre la mayoría de los equipos, quedamos novenos. Creo que hicimos buen fútbol, que la gente estuvo contenta, la afición estuvo con el equipo en todo momento y el equipo también le dio cosas a la afición. Luego, esta temporada, empezamos sacando buenos resultados, sin hacer tan buen juego, y hemos ido un poco en esa dinámica. Hemos hecho partidos buenos, pero contaditos. Tres en casa y un par fuera. En los demás hemos competido. No es fácil ganarnos, con eso hemos sido capaces de mantenernos entre los diez primeros. Queda todavía la mitad por la Liga y muchos puntos por sumar. A ver si somos capaces de mantener al equipo en Primera, que es el objetivo del club. En todos los sentidos, en el personal y en el profesional, el balance aquí en Osasuna es muy bueno.

– P: ¿Qué es lo que más le ha satisfecho de este año?.

– R: Del final de la temporada pasada. No habíamos cogido nunca (en referencia a su ayudante Toni Ruiz) un equipo a mitad de temporada y no sabíamos cómo iba a ser y la verdad es que fue todo muy satisfactorio. El ambiente en el estadio. Fueron partidos bastante trágicos, obligados a levantar encuentros.

– P: ¿Y el peor momento fue quizá con las polémicas declaraciones sobre la relación entre Osasuna y el Athletic?.

– R: Sí. Creo que no estuve bien ahí, sobre todo por una palabra que dije. Quise decir que el Athletic era el único equipo que pagaba la cláusula y ninguno de los demás pagaba y el ejemplo lo teníamos con Nacho Monreal y Javi Camuñas. No estuve acertado. Es verdad que a veces puedes entender lo que quieres decir y lo que se quiere decir, pero se buscaron las cosas. Salí a disculparme, pero no fue tan grave. Pasé una semana bastante mala.

– P: Cuando llegó, la afición pasó de abroncar al anterior entrenador a corear su nombre en el estadio.

– R: Es ley del fútbol. Cuando vinimos nosotros sabíamos que el ambiente estaba enrarecido por una cosa u otra. Sabíamos que a nada que hiciéramos algo bien la gente iba a estar con nosotros, pero es cuestión de fútbol. Nos puede pasar a nosotros este año aquí. Si vamos mal, sufrimos y los resultados no son buenos la gente se meterá con nosotros. Puede pasar. Parece que hay aficiones que son más del equipo y parece que no se enrarece nunca el ambiente, pero cuando de verdad a la gente no le gusta lo que ve lo hace ver.

– P: Un año en fútbol es muy largo. ¿Se le ha hecho corto o largo?.

– R: Se me ha hecho corto. Los cuatro meses de la pasada temporada fueron súper rápidos porque nos jugábamos mucho en todos los partidos. También la Liga está organizada tan rara ha pasado bastante rápida. Cada vez tanto el fútbol como la vida va muy rápido.

– P: ¿Por qué un entrenador coge un equipo modesto en descenso a falta de 15 jornadas?.

– R: Llevábamos un año sin entrenar, cuando nos echaron del Valladolid. Tuvimos opciones de coger equipo de Segunda en verano y una vez empezada la temporada, pero decidimos esperar. Luego surgió Osasuna. ¿Por qué vinimos?. Aparte de que quieres entrenar, porque es un club que te gusta, estás bien. De fuera lo ves bien y crees que te vas a sentir bien. Tienes medios para entrenar. Llevaba diez años en la categoría. Puedes descender, porque podemos descender doce clubes cualquiera. Pero ves algo con lo que puedes hacer cosas. Aparte de tener que trabajar, porque si estás un año parado se olvidan de ti, tenemos que saber elegir bien. No podemos escoger lo primero que nos sale. Si se puede, hay que saber esperar, porque si la elección no es buena y te sale otra vez mal y no terminas el contrato lo normal es que te aparquen para un tiempo.

– P: ¿Y eligió bien?.

– R: Sí. Yo dije cuando llegue que creía que era un buen entrenador para Osasuna y Osasuna era un buen equipo para mí. Y lo sigo pensando. Eso no quiere decir que me vaya a quedar o me vaya a quedar otros cuatro años. El fútbol da muchas vueltas y al final vivimos en el alambre. Estoy convencido de que he elegido bien.

– P: Cuando vino firmó para lo que restaba de temporada y la siguiente, independientemente de si el equipo estaba en Primera o Segunda. ¿Cómo está el asunto de su renovación?.

– R: Somos dos partes. Tampoco hay que coger tantas prisas. He visto renovaciones de octubre y noviembre porque se ha empezado de maravilla y en febrero le han querido echar o incluso le han echado. El fútbol va tan rápido que es difícil que las renovaciones sean de tantos años y se hagan con prisas. Me parece bien que no lo hayamos hecho, que estemos tranquilos, que no se hable mucho de la renovación hasta que llegue el momento de se hace o no se hace. Me encantarían que siguieran las cosas como hasta ahora.

– P: ¿Usted no tendría problemas para seguir en Osasuna aunque el equipo estuviera en Segunda División?.

– R: Una vez me preguntaron si era entrenador de primera o de segunda. Soy entrenador nacional y he entrenado en todas las categorías nacionales. Porque ahora esté en Primera no quiere decir que vaya a seguir siendo entrenador de Primera. Si has llenado las arcas y decides jubilarte, vale, pero si tienes que seguir currando te da igual donde.

– P: ¿Es optimista sobre un desenlace de la Liga menos agónico que en las últimas temporadas?.

– R: Estamos en una posición que querrían un montón de equipos ahora mismo. Sí, pero no nos podemos dormir. No podemos estar pensando que ganando en casa nos vale. No podemos salir como el domingo. No es falta de actitud, pero el rival parece que se está jugando más que tú, cuando tú te juegas lo mismo. Parece aquí que hasta que no tengas el agua hasta el cuello parece que no termina de reaccionar. Si tenemos la posibilidad, no tenemos que llegar a esa situación.

– P: Los ‘grandes’ están hablando mucho de los árbitros.

– R: Como esto está muy muy dirigido, lo que nos pase a los pequeños no vale para nada. No hemos conseguido ningún punto porque el árbitro nos haya favorecido. Hemos dejado de sumar unos cuantos puntos porque el árbitro no ha estado acertado. Podríamos estar en Champions. Soy de los que pienso que al final de temporada nos igualaremos. A ver si llega. No creo que tengamos que estar llorando constantemente porque no nos van a dar nada. Parece que somos de la misma Liga, pero hay muchas diferencias.

Fermín Zariquiegui

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído