Gana a Portugal en los penalties

España sufre, pero pasa a la final de la Eurocopa 2012

Sergio Ramos imita a Pirlo y se saca la espina de su pifia ante el Bayern con penalti a lo 'Panenka'

Cristiano Ronaldo tiró como una 'bestia' de los portugueses pero no pudo marcar

La Selección española se mete en la gran final tras un intenso partido frente a Portugal que se tuvo que resolver en los penaltis al terminar 0-0. Por España marcaron Iniesta, Piqué, Ramos y Cesc y falló Xabi Alonso.

Por Portugal marcaron Pepe y Nani y fallaron Moutinho y Alves. Cristiano no llegó a tirar.

Todo ello, después de un partido tenso en el que Portugal estuvo más cerca de su objetivo, asfixiando el juego de una España que sólo se pareció a sí misma en la prórroga, donde pudo haber sentenciado.

Fue el final de un partido grande en Donetsk, de una tanda de penaltis que comenzó con parada de Rui Patricio a Xabi Alonso y que terminó con la euforia de la selección española, que mereció ganar ya en la prórroga y que ya espera rival en el Olímpico de Kiev: Alemania o Italia.

EL ALIVIO DE SERGIO RAMOS

Sergio Ramos fue uno de los hombres de la tanda de penaltis al marcar a lo Panenka. Doble mérito, después d ehaber mandado a la luna el que le toco tirar contra el Bayern:

«Tenía ganas de tirarlo después de fallarlo con mi equipo. Siempre lo he tirado y tenía ganas de marcar».

El central estaba eufórico tras el pase a la final:

«Estoy muy emocionado. Hay que ver el mérito de llegar hasta aquí. El premio del colectivo era estar en la final. Estoy orgulloso de ser español y conseguir otro éxito para nuestro deporte».

«Se lo dedico a mi chica y a mi familia».

Sobre el rival en la final, Inglaterra o Italia, dijo:

«Da igual, que pase el mejor».

UN PARTIDO A CARA DE PERRO

La selección española se ha clasificado este miércoles para la final de la Eurocopa 2012 tras imponerse a Portugal en la tanda de penaltis (2-4), donde un gol de Cesc Fábregas tumbó a Cristiano y compañía, además de abrir las puertas del cielo para el próximo domingo, donde los pupilos de Vicente del Bosque buscarán un triplete histórico.

Tuvo que ser otra vez desde los 11 metros. La victoria ante Italia de hace cuatro años bien mereció una segunda parte gracias a un nuevo gol de Cesc. El ‘falso nueve’, que no jugó de titular, pidió lanzar el quinto penalti. Toni Grande, el segundo de Del Bosque, le dio luz verde y el catalán, con sangre fría, batió a Rui Patricio no sin suspense.

Casillas, por enésima ocasión, paseó su condición de santo deteniendo el primer penalti portugués y España, que ésta vez sí se abrazó, jugará una nueva final de Eurocopa, la tercera, mismo número de títulos que podría conseguir de forma consecutiva si vence el domingo a Italia o Alemania. De ser así, la historia haría un hueco en sus páginas de oro a esta selección.

El resultado, único análisis en el fútbol moderno, esclaviza a jugadores y entrenadores, pero España destierra ganar de cualquier manera. No le hizo falta dar patadas, tampoco entrar a discutir cada decisión arbitral, esperó su turno y dio con la tecla. De hecho, dio la sensación que cinco minutos más de prórroga hubieran bastado para evitar poner el corazón en un puño.

España comenzó con dificultades para crear peligro a Portugal. La primera clara llevó la firma de Arbeloa, que disparó arriba cuando estaba libre de marca, a los 8 minutos. Esta fue la única clara en la primera parte, donde también la tuvo Iniesta, que lo intentó con un disparo ajustado tras quebrar a dos rivales.

No había oportunidad de abrir el melón y los lusos –aupados en la velocidad de Cristiano Ronaldo– también avisaron. La mordiente y la electricidad portuguesa fueron el mejor aval para los de Paulo Bento, carentes de fútbol, pero efervescentes por su balón a la espalda de los laterales españoles.

CESC POR NEGREDO, MEJORA ESPAÑA

En la segunda mitad, Del Bosque recuperó sus constantes, su idea original, y cambió a Negredo, la gran sorpresa en el once inicial, por Cesc Fábregas. El culé mejoró el juego de la ‘Roja’, más continuo, natural, próximo al estilo que se tradujo en dos títulos consecutivos. La impaciencia, pertrechada en un pase largo, empañaba la circulación española.

Nani buscó las cosquillas a Arbeloa y Jordi Alba tuvo que medir sus jugadas en área contraria para no descuidar las labores en defensa. Al cambio de Cesc se le sumaron el de Navas, por Silva, y el de Pedro por Xavi, que estaba exhausto. El de Los Palacios abrió el campo y el canario evidenció que tenía que haber entrado antes.

Xabi Alonso probó fortuna desde 50 metros y Cristiano metió el miedo en el cuerpo con dos ocasiones. La primera, libre de marca, la mandó por encima del larguero; y la segunda, en el minuto final, con una falta muy cerca del área española que pudo haber mandado todo al traste.

Sin apenas tiros entre los tres palos, España se presentó en la prórroga con la intención de jugar, de asociarse con facilidad, de presionar la salida de los ‘Quinas’. Y así lo hizo. La selección recuperó la cotidianidad y a punto estuvo de inaugurar el marcador. Iniesta pudo haber repetido honores.

ESPAÑA DOMINÓ LA PRÓRROGA

El de Fuentealbilla remachó un pase de Jordi Alba, magistral en el costado izquierdo, pero se encontró con la mano de Rui Patricio. El meta del Sporting de Lisboa sacó el guante derecho para impedir la gloria española; y Ramos, que rompió los planes con una falta lejana, rozó el larguero.

En el tiempo extra, España llevó las riendas del partido. De hecho, fue en esta media hora cuando la campeona del mundo dispuso de otra clara ocasión en botas de Pedro. El tinerfeño no acertó a quebrar a Alves y llegó tarde al lanzamiento, aunque el pensamiento era inevitable: a España le habría hecho falta cinco minutos más.

La rapidez de Navas y la mejoría española no bastó para tumbar a una Portugal aguerrida, sin fútbol, pero con el meridiano objetivo de frenar el centro del campo de la ‘Roja’. Dio igual el cansancio, las ocasiones perdidas, la fiereza de Cristiano. Dio igual. España sigue haciendo historia y lo hace con mayúsculas. El domingo, próximo capítulo.

FICHA TECNICA

0 (2) – Portugal: Rui Patricio; Joao Pereira, Bruno Alves, Pepe, Fabio Coentrao; Meireles (Varela, m. 112), Miguel Veloso (Custodio, m. 105), Moutinho; Nani, Hugo Almeida (Nelson Oliveira, m. 76) y Cristiano Ronaldo.

0 (4) – España: Casillas; Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Xabi Alonso; Silva (Navas, m. 60), Xavi (Pedro, m. 87), Iniesta; y Negredo (Cesc, m. 54).
Penaltis: 0-0: Xabi Alonso, para Rui Patricio. 0-0: Moutinho, para Casillas. 0-1: Iniesta, gol. 1-1: Pepe, gol. 1-2: Piqué, gol. 2-2: Nani, gol. 2-3: Sergio Ramos, gol. 2-3: Bruno Alves, al larguero. 2-4: Cesc, gol.

Árbitro: Cuneyt Cakir (Turquía). Amonestó a los españoles Sergio Ramos (m. 40), Sergio Busquets (m. 60), Arbeloa (m. 83) y Xabi Alonso (m. 112) y a los portugueses Pepe (m. 61), Joao Pereira (m. 64), Bruno Alves (m. 85) y Veloso (m. 90).

Incidencias: partido correspondiente a las semifinales de la Eurocopa 2012, disputado en el estadio Donbass Arena de Donetsk ante unos 48.000 espectadores, unos 1.500 españoles. En el palco no hubo ningún representante institucional español, en protesta por el caso de la exprimera ministra ucraniana, Yulia Timoshenko, al igual que en el partido de cuartos de final del pasado sábado contra Francia en el mismo estadio. El césped fue regado veinte minutos antes del comienzo del encuentro. Iker Casillas y Cristiano Ronaldo, capitanes de las selecciones de España y Portugal, respectivamente, leyeron un comunicado contra el racismo antes del inicio del encuentro. Los jugadores de la selección española lucieron brazaletes negros en memoria de Miki Roqué, futbolista bético fallecido a los 23 años.

 

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído