Mala primera parte de los azulgrana que siguen faltos de ritmo pero ganaron 4-0

Leo Messi replica a Cristiano Ronaldo con un ‘hat-trick’ al Ajax

Víctor Valdés volvió a estar sobresaliente parando un penalti

Los históricos Barcelona y Ajax, con más de 110 años a sus espaldas, saben lo que es coronarse en Europa pero nunca se habían enfrentado en un partido oficial. El fútbol genera anécdotas.

Un deporte rey que estos dos equipos se han encargado de cuidar a lo largo de la historia. Cruyff mamó el toque en Holanda y lo inculcó en una escuela culé que lo ha elevado a la máxima potencia.

Quiso el Ajax no fallar a sus principios intentando robar el balón a los culés y lo pagó. Quizás en no renunciar nunca a tus ideales está la clave del éxito.

Aún así Frank de Boer puede estar contento con sus jóvenes jugadores que hicieron que el Barcelona no se encontrara en la primera mitad.

El Tata dio aire a Xavi y otorgó a Fábregas la batuta pero éste tampoco pudo aumentar la velocidad en la transición de una Barcelona que sigue a años luz. Porque las malas pretemporadas se pagan.

Dentro de la oscuridad, Neymar volvió a erigirse en protagonista y Messi iluminó al equipo transformando una falta magistralmente.

Eso y las incorporaciones de la estrella brasileña desde la izquierda fueron lo único reseñable de un Barcelona que abusó demasiado del balón en largo.

Cuando las transiciones en largo abundan, el equipo tiene más difícil presionar la salida de balón rival tras la pérdida y eso percutió en un Barça sin tino ni ritmo.

Siguió igual de espeso el conjunto catalán tras el descanso pero el Ajax estaba obligado a abrirse para buscar el empate. Y eso le bastó al Barcelona para finiquitar el partido.

Porque cuando nadie sobresale es cuando existe la obligación de que el mejor artista del mundo salga, por encima del resto de los compañeros, a plasmar su mejor trabajo sobre el verde. Y eso hizo Messi. Como casi siempre.

El argentino ahora participa menos pero sigue siendo igual de determinante. En la primera transformó una falta de matrícula y en la segunda se exhibió y castigó al conjunto holandés. Cosas del argentino.

El Ajax desafió al Barcelona y el 10, definiendo ante Vermeer, se encargó de recordarles a los holandeses que en el Camp Nou ser valiente es una osadía.

Con los dos goles, el argentino, con 61 tantos, superaba a Van Nistelrooy como segundo máximo artillero de la historia de la Champions League y se situaba a diez tantos de Raúl.

Poca cosa cuando en tu estantería tienes cuatro balones de oro. Pero el argentino insaciable no se conformó con eso y anotó el cuarto tanto -tercero en su cuenta- para aumentar la estadística (62) después de que Piqué se sumara a la fiesta con la testa tras ser asistido por un notable Neymar.

Aún tuvo tiempo Valdés para ganarse más cariño del público (puede que tarden años en olvidarlo) parando un penalti y realizando otra parada de mérito. El Barcelona no brilló pero Messi, sí.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído