OCURRIÓ EN KUWAIT

[VÍDEO] Un árbitro se defiende de las protestas de los jugadores repartiendo mandobles a diestro y siniestro

Tras la señalización de un dudoso penalty, se vio rodeado por varios futbolistas y se tomó la justicia por su mano

Se supone que un árbitro está para impartir justicia…pero no para tomársela por su mano. Pero esto mismo fue lo que pasó en Kuwait. En trencilla se vio acosado por los jugadores del conjunto a los que había señalado un penalty en contra y ante las protestas de varios de ellos, en vez de echar mano de las tarjetas primero, prefirió defenderse a golpes.

Primero lanzo un puñetazo directo a la mandíbula de uno de los jugadores que le reclamaba airadamente que no había sido penalty y lo tumbó en el suelo. Después, cuando la tensión iba in crescendo, propinó una patada a otro más. No contento con ello, se puso a repartir tarjetas rojas a diestro y siniestro.

 

Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído