Carlo Ancelotti quiere estabilizar su 4-3-3 definitivo en torno a el centrocampista

El Real Madrid inicia una nueva etapa en la Liga con el ‘Profe Xabi Alonso’

Xabi será titular por tercera vez consecutiva. El técnico lo quiere a punto cuanto antes. Ya ha decidido su dibujo tipo (4-3-3) y los protagonistas que lo ejecutarán. Cristiano, Benzema y Bale arriba.

Cuenta Marco Ruiz en ‘AS‘ que Xabi estará flanqueado por Khedira y Modric en la media y cuatro hombres atrás.

Poco a poco los vaivenes en la medular (10 centros del campo distintos en 16 partidos) terminarán. El trivote Khedira-Alonso-Modric sólo se romperá si Ancelotti utiliza a Isco por Modric en casa o por el experimento de Di María por Khedira para justificar que el argentino se quedara y no Özil, aunque su puesto natural sería como recambio de Bale.

Será imposible ver a Illarra con Xabi en ese trivote. Lo dijo Ancelotti en su entrevista a Onda Cero:

«Sólo si juegas con dos mediocentros son compatibles. Con tres es difícil, porque para Illarra o Xabi es difícil jugar a la derecha o la izquierda. Pero con las características de Bale y Cristiano la mejor opción es el 4-3-3 para tener buen control de la posesión».

Ancelotti esperaba ansioso a Xabi, al que él llama «el Profesor», para encontrar su ansiado equilibrio.

En su entrevista con Onda Cero (Ancelotti: «He oído que Benzemá jugaba porque Florentino me presiona y no jugó el partido más importante») hizo un razonamiento curioso:

«Falta organización defensiva. A veces el trabajo ofensivo de los tres de arriba no te permite estar junto (insiste en su idea de liberar a los tres delanteros). Por eso hay que posicionarse mejor con los siete de atrás (insiste en su idea de defender con siete). El 4-4-2 te permitía defender mejor, bascular bien. Con el 4-3-3 hemos tenido problemas al defender por banda. Los tres del medio no llegan. Cuando no tienes el balón no hay problema para bascular bien, lo difícil es moverse juntos con el balón».

Moverse juntos con el balón para estar agrupados y sólidos cuando se pierde.

Ahí es vital Xabi Alonso y su capacidad táctica. No sólo mueve al equipo con sus pases, sino que lo mantiene junto con su sentido táctico. Cuantificar el sentido táctico del juego es difícil, pero el partido ante el Rayo, donde Xabi jugó una parte e Illarra otra, lo permite.

En la mitad de Xabi el Madrid perdió 50 balones y tuvo el 54% de posesión. En la de Illarra se perdieron 65 y la posesión fue del 42%.

Xabi dio 27 pases (24 buenos) e Illarra 19 (13 buenos). El Madrid recibió 6 disparos en la primera y 14 en la segunda.

Con Xabi, Ancelotti respira más tranquilo a la espera de que cuaje su modelo aunque, paradójicamente, el histórico de resultados del Madrid con Alonso y sin él sea muy similar.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído