La Pulga recibió el premio al mejor delantero de la Liga

Cristiano Ronaldo y su mosqueo en la gala de la LFP por los premios a Leo Messi

Cristiano Ronaldo tiene una personalidad especial. Lógico. Es una estrella del fútbol. Los astros del deporte rey son así. A veces caprichosos. A veces humildes.

A veces tanquilos. A veces explosivos. Una combinación de factores que el pasado lunes tuvo un amplio recorrido en la gala de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) que se celebró para otorgar los premios a los mejores jugadores y entrenadores del pasado curso en Primera y Segunda División. Una gala en la que se pudo ver lo mejor y peor del crack del Real Madrid.

Dice ‘El Economista’ que lo mejor, como siempre, llegó cuando subió a recoger el premio al jugador más valioso de la Liga. Fue su momento.

En lo alto del atril, ante la mirada de un buen puñado de cracks del fútbol español y celebridades de todo tipo, Cristiano agradeció a sus compañeros el premio y lanzó todo tipo de piropos a los que le habían ayudado a llegar tan lejos.

Sin embargo, minutos antes, Cristiano había dado su cara más tensa. Ésa que se muestra impaciente y por momentos hasta caprichosa.

Sucedió cuando, según fueron evolucionando la gala, el portugués empezó a comprobar cómo la mayoría de los galardones se iban hacia otros jugadores y en concreto a uno de ellos: Leo Messi.

La Pulga recibió el premio al mejor delantero de la Liga y, lo que fue más chocante para Cristiano, el de mejor jugador del campeonato.

Cuenta Manu Sáinz, periodista de As y Punto Pelota, que CR7 entonces empezó a revolverse en su asiento y preguntó que para qué le habían llevado allí y cuál era el premio más importante de la gala.

Entonces salieron al paso los representantes de la LFP presentes en el acto para aclararle que él sería premiado como jugador más valioso de la Liga y que ése era, en realidad, el galardón bomba de la noche. Su Balón de Oro particular.

La propia directora de comunicación de la LFP confirmó anoche en Punto Pelota que sí, que el premio que se le dio a Cristiano era el premio más importante de la noche.

Con las explicaciones dadas a Cristiano, el luso quedó tranquilo y relajado. De ahí que subiera a recibir el premio con una sonrisa. Había ganado en la gala a Messi. ¿Pero realmente ganó?

Lo cierto es que los dos premios creados por la LFP, el de mejor jugador y jugador más valioso, parecen una suerte de estrategia para contentar a ambas estrellas, tenerlas presentes en el acto y, así, poder disparar la imagen del campeonato sin que eso suponga ningún tipo de conflicto entre ambas estrellas, las dos más importantes de nuestro campeonato y del mundo del fútbol.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído