La reventa ha continuado como cuando los 'fanaticos' dominaban el fondo

La nueva ‘Grada Joven’ del Real Madrid es como los ‘Ultras Sur’ pero sin dinamita

La nueva 'Grada Joven' del Real Madrid es como los 'Ultras Sur' pero sin dinamita
Los hinchas Ultras Sur del Real Madrid. RM

El Real Madrid estrenó la nueva ‘Grada Joven’ en el partido de Liga ante el Celta.

Tras el adiós forzado de Ultras Sur después de una disputa por el poder de la organización entre dos bandos de los radicales, Florentino Pérez optó por acabar de raíz con los ultras y cortó los privilegios que recibían.

El Real Madrid preparó la ‘Grada Joven’ y su funcionamiento como tal comenzó en el partido de Liga ante el Celta.

Muchos de los viejos Ultras Sur realizaron un pasillo en la puerta 28, por la que se entra a la pecera del fondo, para abuchear a los nuevos propietarios de sus localidades y donde lanzaron cánticos en contra del presidente del Real Madrid.

Semanas atrás se conocieron las normas necesarias para formar parte de esta grada de animación pero en el primer partido de Liga en el que ha funcionado como tal, parece que las medidas de seguridad no han sido tan escrupulosas como parecía y la reventa ha continuado como cuando los Ultras Sur dominaban el fondo.

Según publica el diario As, la nueva ‘Grada Joven’ de animación ha sido encargada a dos Peñas en las que el club delegó gran parte de la organización de la misma, la Peña la Clásica y Primavera blanca.

Las inscripciones a esta nueva grada no han sido las que se esperaban desde el club, en parte también por las amenazas de los propios Ultras Sur, por lo que el club repartió 400 localidades, que en principio iban a ser nominales, pero que en muchos casos se cambio el nombre con un bolígrafo para permitir el acceso a otras personas.

Varias normas incumplidas

Al parecer, estas dos peñas revendieron entradas para el partido en un bar cercano a la Zona del Retiro, por lo que se habría incumplido así una de las principales normas impuestas por el Real Madrid: solo pueden acceder socios.

Otra de las normas para poder acceder a esta nueva grada era, como su propio nombre indica, ser joven. No podía haber mayores de 35 años en dicha grada pero durante el partido se pudo ver a aficionados que superaban ampliamente esta edad.

El Real Madrid repartió octavillas entre los asistentes a esta grada para que siguieran los cánticos habituales por lo que no faltó el homenaje a Juanito en el minuto siete o cánticos en favor de Diego López.

La grada tiene una capacidad de 853 personas pero ante el Celta no hubo más de 500 aficionados en esta zona del campo. El plazo para solicitar la pertenencia en esa grada finaliza el 15 de enero, y por el momento no logra el objetivo buscado con esta reorganización.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído