No sacó al brasileño al campo, cuando quitó a Coentrao

Carlo Ancelotti castigó a Marcelo por su ‘pasotismo’ en el calentamiento

Carlo Ancelotti castigó a Marcelo por su 'pasotismo' en el calentamiento
Marcelo. EP

Fabio Coentrao no tiene demasiada suerte el Real Madrid. El lateral portugués se marchó anoche lesionado del duelo que jugó su equipo frente al Espanyol después de sufrir un golpe en la cara.

Su sustituto, sin embargo, no fue Marcelo, presente en el banquillo blanco. Pepe suplió a su compatriota como forma de castigo de Ancelotti hacia el propio brasileño.

El lateral llevaba calentando buena parte de la segunda mitad junto con Benzema. Lo hacía entre risas y gestos de complicidad. Nada más saltar a la banda, ambos jugadores se fundieron en un abrazo que acabó en dos besos del brasileño.

El partido marchaba 1-0 y todo apuntaba a que el Real Madrid pasaría de ronda. Fue entonces cuando Coentrao sufrió el golpe de la desdicha. Entonces, para sorpresa de la mayoría de los presentes en el Bernabéu, Pepe fue el encargado de suplirlo.

Nacho abandonó su puesto de central y ocupó la banda. Fue entonces cuando Marcelo mostró su enfado. El 12 merengue se acercó a la banda, preguntó qué había pasado y después de que le mandaran volver a calentar, acabó regresando al banquillo entre las explicaciones del segundo de Ancelotti, Paul Clement.

Éste parecía explicarle que no había saltado al terreno de juego por su pasividad en el calentamiento, algo que no debió sentar demasiado bien al jugador, que acabó el resto del partido ubicado junto a Diego López en la segunda fila del banco merengue.

Más tarde, en sala de prensa, Ancelotti quiso quitar hierro al asunto y justificó la sustitución alegando que, ante el potencial aéreo del Espanyol, prefería sacar a Pepe y dotar, así, a la zaga blanca de más seguridad en esta faceta.

Sea como fuere, no es la primera vez que el calentamiento de un jugador del Real Madrid provoca malestar en Ancelotti, en Pamplona, ante Osasuna, el italiano explotó después de ver como Di María no mostraba actitud antes de saltar al terreno de juego.

En el duelo de ayer hubo espacio para otro episodio de tensión. Arbeloa y Xabi Alonso se enzarzaron en una discusión que provocó la intervención de Sergio Ramos.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído