El redactor de El País sigue insistiendo en la idea de que el presidente blanco influye en las alineaciones del italiano

Diego Torres, erre que erre: «Ancelotti prefería a Jesé, pero Florentino le sugería la necesidad impostergable de amortizar la inversión por Bale promoviendo su lucimiento»

"Parecía que se había muerto alguien", asegura el periodista argentino al describir el ambiente en la plantilla cuando supieron de la suplencia del canario en Gelsenkirchen

Diego Torres, erre que erre: "Ancelotti prefería a Jesé, pero Florentino le sugería la necesidad impostergable de amortizar la inversión por Bale promoviendo su lucimiento"
Ancelotti y Jesé.

Diego Torres, el redactor encargado de la información del Real Madrid en El País, vuelve a insistir en la idea de que Florentino Pérez influye en las alineaciones de Ancelotti.

Aprovechando el argumento de la reciente lesión de Jesé, Torres asegura que Ancelotti le prefería al propio Gareth Bale, el fichaje estrella de este verano, pero la insistencia de Florentino en rentabilizar el enorme desembolso realizado por el galés le hacían postergar al canterano en el once titular:

Dicen en el club que Carlo Ancelotti siempre consideró que Jesé era mejor que Bale. Si no lo alineó en Gelsenkirchen, explican, fue porque consideró que la debilidad del Schalke propiciaría la rehabilitación de Bale, y rehabilitar a Bale era una prioridad estratégica.

El Madrid se había gastado alrededor de 100 millones de euros en el fichaje del galés y Florentino Pérez y los ejecutivos del club venían lanzando mensajes al técnico sugiriendo la necesidad impostergable de amortizar la inversión del único modo posible: dándole minutos de juego, promoviendo su lucimiento, y, finalmente, convirtiéndole en incuestionable.

No solo eso, sino que el de Prisa se atreve a aventurar que antes de producirse el infortunado incidente del canario, en la ida contra el Schalke, la plantilla acogió con resignación la decisión de Ancelotti de poner a Bale en lugar del ex castillista:

La merienda en el hotel Atlantic de Essen fue lúgubre. Los jugadores del Madrid se concentraban para dirigirse al último entrenamiento antes de enfrentarse al Schalke en la ida de los octavos de la Champions, hace tres semanas, cuando la noticia ya se había instalado en la expedición. «Parecía que se había muerto alguien», dijo un jugador, para explicar el ambiente que se respiraba en las mesas que reunían al equipo. Ancelotti había decidido que Gareth Bale fuera titular en lugar de Jesé Rodríguez.

Según Torres:

El héroe de los telediarios no siempre es el héroe del vestuario. Sobre el Real Madrid, el equipo más examinado del planeta por telediarios y programas de telerrealidad, pesa una nube de propaganda magistralmente dirigida desde los órganos de la institución. Una niebla que mezcla héroes auténticos con próceres artificiales y que el vestuario, como una depuradora, filtra de forma inmediata.

Los profesionales son los primeros en determinar qué es lo fácil y qué es lo difícil, quién es el valiente y quién se esconde, quién sobresale en las estadísticas y quién se destaca cuando las cosas de verdad se complican. El núcleo duro del vestuario del Madrid no dudó en señalar al verdadero auxilio del equipo cuando la cuesta se puso más empinada, entre diciembre y febrero. A ojos de la mayoría, el hombre providencial fue Jesé.

DIEGO TORRES YA OPINÓ LO MISMO EN SEPTIEMBRE CON ISCO

No es la primera vez que en las informaciones de Torres se puede observar el supuesto «empeño presidencial» por colocar en el once a jugadores de su gusto. En septiembre, en el arranque de la competición liguera, el de Prisa ya aseguró que Pérez quería a Isco de titular por considerarle un «futbolista estratégico».

Sea como fuere, lo cierto es que Ancelotti no habría hecho mucho caso de esa recomendación de su jefe porque desde entonces el malagueño ha ido perdiendo sitio y peso en el equipo. Tan solo ahora la lesión de Jesé le permite albergar esperanzas de sumar más participaciones.

Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído