LEO MESSI Y NEYMAR, ENTRE ESCÁNDALO Y ESCÁNDALO

Enric González: «Por primera vez, el mejor futbolista y su presunto heredero acuden al Mundial arrastrando sumarios judiciales»

"Habrá que ver si les pesa verse metidos en líos o si les ocurre como a los dirigentes de la FIFA: cuanto más fraude, mejor se sienten"

Enric González ha puesto el foco sobre los problemas con la Justicia que tienen dos de las estrellas que viajan a este Mundial de Brasil:

Por primera vez, el mejor futbolista del planeta y su presunto heredero acuden al Mundial arrastrando unos cuantos sumarios judiciales.

Y es que sobre el argentino se han abierto nuevas investigaciones. Se habla de un posible desvío de dinero en los partidos benéficos organizados en nombre del astro del Barça. Y para más inri, esta semana todos aquellos que perpetraron la cacicada del fichaje de Neymar se verán las caras con el juez:

A Neymar da Silva Santos Junior, aspirante a suceder a Messi como máxima estrella del fútbol, no se le acusa de nada. Pero su contrato con el FC Barcelona ha resultado una chapuza altamente fraudulenta.

La entidad azulgrana, que presumía de lo barato que le había salido el fichaje de Neymar, ya ha pagado a Hacienda 13,5 millones de euros que intentó escamotear al fisco, abonando parte del salario del jugador a través de sociedades en el extranjero. Tanto el FC Barcelona como su ex presidente Sandro Rosell están imputados, y no resulta imposible que el padre de Neymar se vea también envuelto en el caso.

Recuerda el columnista de El Mundo lo que le sucedió a Bobby Moore antes del Mundial de México, aunque el capitán inglés era inocente:

Antes, los futbolistas soportaban muy mal las acusaciones de deshonestidad. No digamos las de robo. En 1970, justo antes del gran Mundial de México, le ocurrió algo muy desagradable a Bobby Moore, capitán de la selección inglesa campeona en 1966. Durante una gira preparatoria, la selección recaló en el hotel Tequendama de Bogotá. Moore y el otro líder del equipo, Bobby Charlton, pasaron un rato mirando objetos de esmeralda en la joyería del hotel. En cuanto se fueron, el dueño acusó a Moore de robar un brazalete valorado en 1.500 dólares de la época. […]

Con el tiempo se supo que el dueño de la joyería, Danilo Rojas, había presentado una denuncia falsa con el fin de desestabilizar a Moore y a la selección inglesa, cosa que logró, y de chantajearle, cosa en la que fracasó.

Y finaliza:

Habrá que ver si a las grandes estrellas de Argentina y Brasil, dos de los aspirantes al título, les pesa verse metidos en líos de muchos millones. O si, por el contrario, les ocurre lo que a los dirigentes de la FIFA: cuanto más fraude, mejor se sienten.

Debate y participa con tu voto y tus argumentos:

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Lo más leído