Un gol de Totti elimina a los blancos de la Champions del verano

El Real Madrid todavía no tiene pólvora ni parece saber como meter gol en la portería contraria

Gris imagen del equipo blanco, que perdió ante el Roma / El Madrid tuvo seis ocasiones claras en la primera mitad

La Roma venció esta noche por 0-1 al Real Madrid en el séptimo partido del torneo de la Guinness International Champions Cup. El único gol del partido fue marcado en el minuto 58 en una buena combinación de la delantera italiana.

Keita, quien en la presentación del partido protagonizó un incidente con Pepe al negarle el saludo, pasó el balón a Florenzi, que centró desde la derecha y dentro del área Francesco Totti remató a la red el 0-1.

El Real Madrid, que jugó el segundo partido de pretemporada en su gira por Estados Unidos, volvió a mostrar poco poder ofensivo, y cosechó de nuevo la derrota, como le sucedió ante el Inter de Milán (3-2) en la tanda de penaltis tras acabar el tiempo reglamentario con empate a uno.

La primera parte fue de dominio por parte del Real Madrid, que movió bien el balón en el centro del campo con la presencia de Xabi Alonso y el croata Luka Modric. Gareth Bale y Lucas Vázquez tuvieron las más claras oportunidades de inaugurar el marcador.

El galés lo intentó en el minuto 20, cuando recibió un buen pase por la derecha de Carvajal pero su remate se fue desviado. Luego llegaría el tiempo muerto en el 32 para que los jugadores pudiesen hidratarse y al 43 fue el canterano Vázquez el que remató desde dentro del área, pero rechazó el portero Lucasz Skorupski.

El Madrid concluyó la primera parte como la empezó, con dominio y oportunidades de gol que no pudo transformar y con el 0-0 inicial llegó el descanso.

La segunda volvió a servir para que ambos entrenadores introdujesen cambios, y eso perjudicó especialmente al Real Madrid, que vistió por primera vez su nuevo uniforme fucsia.

Las ocho sustituciones de Carlo Ancelotti dejaron al campeón de Europa sin la coordinación y entendimiento que tuvo en la primera parte y la Roma comenzó a jugar mejor y tener más peligro en sus ataques, incluido el que dio el gol de la victoria al equipo italiano.

El gol cayó como un jarro de agua fría en el juego y ánimo del Real Madrid, que aunque intentó darle la vuelta al marcador, no lo consiguió y se encontró desde el minuto 88 con el ‘circo’ de la invasión del campo por parte de más de 30 espectadores, en su mayoría niños y niñas.

El partido tuvo que ser suspendido y el espectáculo no pudo ser peor para la organización, mientras que ambos equipos completaron los últimos minutos sin nada relevante que destacar.

El próximo partido del Real Madrid lo jugará en el Michigan Stadium, de Ann Arbor, frente al Manchester United, pero sin ningún tipo de valor de cara a defender el título.

El Manchester United, con su triunfo por penaltis (5-3) ante el Inter de Milán, queda al frente del Grupo A con cinco puntos, mientras que el Real Madrid tiene sólo uno y aunque ganase al equipo inglés ya no tendría posibilidad de superarlo en la clasificación.

Pero un triunfo del Real Madrid podría decidir al campeón del grupo A porque la Roma y el Inter de Milán tienen posibilidades, tres puntos cada uno, tienen posibilidades de quedar primeros y jugar la final con el ganador del grupo B.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído