Afirma el diario 'AS' que cada portero observaba en el entrenamiento al otro atentamente, pero con el rabillo del ojo

Iker-Keylor-Diego López: Se mascaba la tensión entre los tres porteros del Real Madrid en el primer entrenamiento

Cada ejercicio, cada parada, cada acción podía reforzar la moral propia, o la ajena

Lo cuenta, con detalle, J.L. Guerrero en el diario ‘AS’ este 6 de agosto de 2014: los tres porteros del Real Madrid mieden fuerzas con disimulo:Trabajar a 34º grados a la hora de la siesta y con manga larga se convirtió en un sueño ayer para Keylor Navas. Para Iker Casillas y Diego López, algo muy parecido a un pequeño infierno.

La rutina de trabajo en Estados Unidos, con Jesús Fernández y Pacheco, se cambió ayer por un nuevo compañero en la oficina.

Más competencia, más seriedad sobre el césped ya con la sombra real (y no metafórica) de Keylor Navas, que se entrenó justo un mes después de la eliminación de Costa Rica del Mundial.

A los mandos de la sesión, Villiam Vecchi con la ayuda de Juan Canales. Cada portero observaba al otro atentamente, pero con el rabillo del ojo.

Cada ejercicio, cada parada, cada acción podía reforzar la moral propia, o la ajena. Así es la tensión del entrenamiento.

Empieza un partidillo en el campo 2 con el resto de los futbolistas. Diego e Iker comienzan jugando, pero Keylor se queda al regazo de la portería de Iker mirando.

Cinco minutos después, entra Keylor e Iker atraviesa con un trote relajado todo el campo para posicionarse junto a Diego. Cinco minutos después, es Diego quien va andando con seguridad hasta la portería de Keylor.

Cinco minutos después vuelve a entrar Diego. La noria gira hasta que uno de los tres, y no el recién llegado, diga basta…

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído