El exitoso entrenador asegura que aún necesita tiempo para que el Bayern sea totalmente suyo

Pep Guardiola: «Odio el tiquitaca, no sirve de nada»

Asimismo, confiesa que se equivocó en la derrota 0-4 contra el Real Madrid

Polémico. Irónico. Rebelde. Así es Pep Guardiola. El entrenador del Bayern de Múnich reflexiona en el libro «Herr Pep» sobre su pasado y su presente en el mundo del fútbol.

Se muestra inconformista y crítico con sus decisiones.

Pide tiempoo y calma para que el equipo alemán asuma sus ideas. Y critica el tiquitaca:

«Eso no vale para nada. Lo odio».

«Ganar títulos te regala tiempo para construir el futuro. Pero la satisfacción verdadera se consigue cuando sientes que el equipo es tuyo y juega como tú quieres. Y para esto aún necesito tiempo. El equipo aún no es mío por completo», relata Guardiola al ex atleta internacional Perarnau, en el balance final de temporada, tras abrirse el debate del tipo de juego que debía desplegar el Bayern al caer eliminados en la semifinal de la Copa de Europa ante el Real Madrid

A pesar de conseguir la Supercopa de Europa, el Mundial de clubes, la Bundesliga y la Copa de Alemania en el debut en el banquillo muniqués, ‘Herr Pep’ transmite que el entrenador catalán está inmerso en un proceso de adaptación de su estilo de juego a la filosofía futbolística alemana.

Guardiola aboga por convencer a sus jugadores y crear un punto de encuentro con la directiva, especialmente con el presidente de la entidad, Uli Hoeness, con quien, a través del relato, se conoce que existe una gran armonía y admiración recíproca.

Otro capítulo relevante describe uno de los peores momentos de Pep en Alemania, incluso de su carrera como entrenador, tras la derrota 0-4 en el Allianz Arena ante el Madrid de Ancelotti en la vuelta de la semifinal de Champions.

«Toda la temporada negándome a poner un 4-2-4. Todo el año resistiéndome. Y lo pongo el día más importante… Menuda cagada», aseguraba el entrenador nacido en Sampedor, que recuperaría el ánimo días más tarde al culminar la temporada al ganar al Borussia de Dortmund en la final de la Copa de Alemania.

El ensayo también deja momentos como la necesidad que tiene Guardiola de contratar un nutricionista y la charla que posteriormente da a la plantilla, en la que aclaró lo siguiente:

«Yo odio el tiquitaca. Lo odio. Es pasar el balón sin ninguna intención. Y esto no sirve para nada. No os creáis lo que dicen. ¡El Barça no tenía nada de tiquitaca!».

El ex entrenador azulgrana sale al paso a las críticas a su estilo de juego ideal.

El Guardiola más reflexivo

«Herr Pep» nos presenta a un Pep Guardiola que duda de todo, que da mil vueltas a las decisiones, tal y como expresa Perarnau en primera persona.

Se comprueba la obsesión del ex futbolista por los detalles, una vocación del trabajo y tozudez en busca de la excelencia, que dará sus resultados a medida que pase el tiempo:

«Espero tener a más jugadores sanos todo el año, menos lesionados, tener algunos refuerzos y con todo eso contar con más posibilidades de jugar mejor y, por lo tanto, de ganar», sentenció Guardiola al autor del compendio, refiriéndose a la nueva temporada que dará comienzo en unos días.

El libro de la editorial Córner, que saldrá a la venta el 4 de septiembre en castellano y catalán, recoge desde la estancia de Guardiola y su familia en Nueva York en 2012 hasta el 20 de mayo de 2013, día en el que el club bávaro se fue de vacaciones.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído