BROCHE FINAL A LA TEMPORADA DE F-1 EN ATRESMEDIA

Antonio Lobato: «Ferrari está obsoleto, oxidado y también perdido»

Cita a Woody Allen: "Me interesa el futuro, porque es donde voy a pasar el resto de mi vida"

La responsabilidad de estar once años al máximo nivel es una carga tremenda

¿Busca la Fórmula1 presentador y narrador de sus carreras en España? Y es que el periodista más reconocido del automovilismo, el llamado ‘calvo de la Fórmula1’, da la sensación de haberse despedido tras once años poniendo voz a los grandes premios. Antonio Lobato, lanzó este domingo 24 de noviembre en el GP de Abu Dabi, un posible adiós.

La despedida del periodista la venía anunciando durante este mismo año y es que según Lobato:

Llega un momento en el que tienes que parar, la paliza física es tremenda aunque parezca una tontería, y la responsabilidad de estar once años al máximo nivel es una carga tremenda

Y el momento llegó. El escenario elegido ha sido en el cierre del Gran premio de Abu-Dabi cuando Antonio Lobato ha querido decir adiós, comenzando por agradecer a sus compañeros el trabajo, el apoyo y la dedicación de todos ellos a la Fórmula1:

Muchas gracias Jacobo, la verdad es que ha sido un privilegio para mí trabajar este año junto a vosotros: Pedro, Nira, Jacobo, que sois las voces y la cara del automovilismo en Antena3, pero también un privilegio haber compartido con todos los que están detrás, gente que ustedes no ven que se dejan el alma en lo que hacen y sin ellos la Fórmula1 no llegaría a sus casas. Asi que muchísimas gracias al equipo técnico, a mis chispas como les llamo yo habitualmente, al departamento de producción con Miguel Ángel Cobos al frente.

Once años aguantándome, eso sí que tiene un mérito impresionante. Gracias a la redacción de Madrid con Julio Morales al frente, once años hablándome por el pinganillo. A veces cuando tengo que tomar decisiones en la vida echo de menos no tener un pinganillo para que pueda guiarme

Y gracias también al departamento de realización de Manu Casells, los más creativos del equipo, tipos capaces de inventarse un cierre de temporada como éste…

(Fundido a negro e imágenes en vídeo en blanco y negro con su reconocida voz haciendo un resumen de la temporada automovilística de este año)

Hay que decir adiós. La temporada 2014 ha terminado. Ganó Hamilton y no ha sido una gran sorpresa para nadie. Ha tenido un digno rival en Rosberg, pero al final es justo vencedor. Tan justo y tan grande como el Mercedes, que ha dado una lección a todos de cómo se tienen que hacer coches de carreras; lecciones de esas que escuecen en la piel, que duelen.
Cuántas tensiones, cuántas batallas, cuántas chispas han saltado en esta temporada 2014. Sólo cuando la sonrisa eterna de Ricciardo dejó de brillar en Japón… sólo entonces nos dimos cuenta de que había pasado algo grave. Nada ha sido igual desde entonces. Por primera vez vimos un paddock desolado en el que nadie tenía ganas de seguir

Pero se sigue, porque la inercia te lleva siempre hacia adelante. Como le ha llevado a Fernando estos cinco años en Ferrari. Cuando se agota la inercia, la paciencia, la confianza, la fe… entonces no te queda otra que decir basta

Se lleva la tristeza de no haber sido campeón del mundo con Ferrari y el orgullo de haber estado por encima de un equipo que vive de la historia. La temporada 2014 ya es historia y, como dijo Woody Allen: «Me interesa el futuro, porque es donde voy a pasar el resto de mi vida»

Tras esta noticia, la transmisión de la máxima competición automovilística queda muda, puesto que su voz más reconocida: Antonio Lobato, se despide. ¿Quién será su sustituto?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído