Luis Enrique: «La mejor medicina son las victorias»

El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, aseguró que la mejor medicina para solucionar cualquier problema deportivo son «las victorias», después de golear al Elche (5-0) en el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey, el primer plebiscito culé tras la derrota en Anoeta el pasado fin de semana.

«No es mi momento más difícil desde que soy entrenador del Barcelona. Estoy hipermotivado, con mucha confianza y seguro de que mejoraremos y que daremos la cara en lo que resta de temporada. Intento trasmitir ese sentimiento al equipo y está claro que la mejor medicina son las victorias, no tengo dudas», espetó.

En relación al ambiente vivido esta semana en ‘Can Barça’, el técnico blaugrana prefirió quitarle importancia al asunto. De hecho, Luis Enrique estuvo escurridizo al ser preguntado por los pitidos de la grada este jueves, contrastados con los aplausos que se llevó el ídolo argentino, autor del tercer gol de la noche.

«Para nosotros todo esto son cosas que no podemos controlar. Están ahí, nos rodean y las tenemos que afrontar. Así lo han hecho los jugadores y así se lo hemos explicado», indicó Luis Enrique, que no cree que la afición esté descontenta por el nivel de sus futbolistas.

«Creo que nuestra afición tiene confianza en nosotros. No sé si es que soy muy ingenuo o es que os escucho poco a vosotros», dijo a un periodista en rueda de prensa. «Veo optimismo por la calle y los seguidores tienen fe. Esta temporada han visto actitud y comportanmiento. Actitud siempre porque eso lo dan los jugadores. No creo que hayan visto apatía o falta de ambición», aseveró.

«Es la base para que jugadores y afición vayamos unidos de la mano, que nos animen. La grada está más contenta por la actitud que por el juego. El juego iremos mejorándolo. El rival también juega y muchas veces nos hacen un entramado defensivo muy difícil. Hemos jugado contra rivales muy encerrados y eso siempre nos lo va a hacer complicado. No hay ningún equipo en el mundo que juegue bien los 38 partidos de Liga. Ni tan siquiera el mejor Barça de la historia», dijo el asturiano.

En relación a su hipotética mala relación con Messi, el responsable del banquillo azulgrana no quiso comentar la situación. «Hablo continuamente con los jugadores, antes de cada partido y de manera conjunta con todos. No voy a ir al detalle con quién hablo un minuto más o un minuto menos. No alimento polémicas, me centro en las cosas que puede mejorar mi equipo», sentenció.

Por último, Luis Enrique fue preguntado por el partido de Liga del próximo domingo ante el Atlético de Madrid (21.00 horas). «Siento que es un partido importante porque jugamos contra el actual campeón de Liga. Todos hemos visto que siguen siendo aspirantes al título. Es un partido más, creo que nos jugamos tres puntos», finalizó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído