El Chelsea se mete en la final de la Capital One Cup

El Chelsea FC jugará la final de la Capital One Cup tras eliminar este martes al Liverpool FC, al que venció en el estadio de Stamford Bridge (1-0) en la vuelta de la primera semifinal, y en un torneo donde Tottenham y Sheffield United se disputarán el próximo miércoles la otra plaza de finalista.

Los dos conjuntos, que traían un empate del partido de ida (1-1) disputado la pasada semana en el estadio de Anfield, saltaron al césped de Stamford Bridge con más sosiego que desparpajo. En los primeros compases se vio un juego bastante intenso, con un Liverpool que esperaba no conceder espacios por los costados, y de ahí que no se permitiese las habituales ‘alegrías’ ofensivas del serbio Lazar Markovic y del español Alberto Moreno.

Mediada la primera parte, precisamente Alberto Moreno tuvo la primera ocasión para los visitantes. El lateral sevillano, después de un bonito pase largo de Steven Gerrard, se internó en el área rival y puso en apuros al portero belga Thibaut Courtois, quien sacó a relucir su manopla derecha para despejar a córner el zurdazo final del jugador ‘red’.

Casi a renglón seguido, el exguardameta del Atlético de Madrid tuvo que volver a emplearse a fondo. Coutinho firmó una sensacional jugada individual, esprintando hasta la portería contraria mientras se deshacía de los defensores ‘blues’, y cuyo disparo raso fue desviado por Courtois con el pie izquierdo. Fue otra intervención más de un arquero que ya ha recuperado de manera indiscutible la titularidad en el Chelsea.

Un lanzamiento de falta ejecutada por Oscar, que terminó saliendo cerca de la portería del también belga Mignolet, fue el escaso bagaje del conjunto ‘blue’ en una entretenida aunque poco prolífica primera mitad. Sin embargo, al regreso de los vestuarios sí se notó que ambos equipos optarían por buscar con algo más de ahínco las áreas rivales.

El Chelsea se mostraba cada vez más fuerte y Mignolet empezaba a erigirse como hombre clave para el objetivo de los visitantes, quienes veían cómo Diego Costa malgastaba un par de ocasiones claras frente al guardameta ‘red’. Auspiciando al delantero hispano-brasileño, Eden Hazard cogió al fin las riendas del equipo entrenado por José Mourinho, que desde su banquillo oteaba con fuerza la posibilidad de acabar igualado el duelo y disputar una prórroga.

Mourinho acertó en su pronóstico y el enfrentamiento se encaminó a los 30 minutos extras, tras concluir con 0-0 los 90 protocolarios. Nada más arrancar la prórroga, el defensa Branislav Ivanovic conectó un potente cabezazo a la salida de una falta botada por Willian, y adelantó así al Chelsea en el marcador. De ahí hasta el pitido final, el Liverpool asedió a su rival pero no halló ante Courtois la fortuna necesaria para igualar el resultado y llevar el partido a la tanda de penaltis.

El 1-0 definitivo supone que el Chelsea se convierta en el primer finalista de la Copa de la Liga inglesa, cuyo encuentro por el título se celebrará el próximo 1 de marzo y en una competición que los ‘blues’ no conquistan desde la temporada 2006-2007, cuando se impusieron por 2-1 al Arsenal gracias a dos goles de Didier Drogba.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído