El Atlético de Madrid, que fue mejor durante los 120 minutos, se metió en cuartos en los penaltis

Cholo Simeone: «Es muy difícil estar dos años seguidos entre los ocho mejores de Europa»

Mario Suárez igualó la eliminatoria en el minuto 27

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, ha indicado que «es muy difícil estar dos años seguidos entre los ocho mejores de Europa», en referencia a la clasificación de su equipo para los cuartos de final de la ‘Champions League’, un billete logrado en el estadio Vicente Calderón después de superar en la tanda de penaltis al Bayer Leverkusen.

«Yo le doy un grandísimo valor al grupo; este es un grupo que trabaja muy duro, que no cede y que siempre quiere más. Y hoy se volvió a ver en el campo. Esto habla de un equipo que trabaja bien, porque es muy difícil estar dos años seguidos entre los ocho mejores de Europa».

«Esta clasificación es maravillosa para el club y algo extraordinario para la gente, porque hacía mucho tiempo que el Atlético no estaba en esta situación. Mis futbolistas a veces no jugarán bien, pero siempre se dejan el alma».

El ‘Cholo’ Simeone insistió en la solidez de su bloque de jugadores.

«Ha sido un gran trabajo como grupo. La eliminatoria la empezamos a pasar cuando en Alemania nos quedamos en inferioridad y supimos entender que ese partido ahí había terminado. El Leverkusen no pudo concretar un segundo gol y nosotros pudimos conservar el resultado para hoy, que ha sido un partido muy duro con muchos condicionantes».

«Estoy orgulloso de mis jugadores, que no se detienen a la hora de seguir queriendo más y más. No creo que seamos duros, todo esto son detalles; el equipo trabaja muy bien la presión tras pérdida de pelota. Es una estrategia para avanzar rápido ante los rivales, y todos los equipos lo utilizan».

Simeone reconoció no haber preparado en exceso las tandas de penaltis antes del choque ante el club alemán.

«Es difícil entrenar penaltis sin aficionados detrás. Eso depende más de la decisión de los delanteros, y por supuesto de los porteros a la hora de adivinar la intención contraria. No creo que sea real preparar una tanda en los entrenamientos; el arco se queda chiquitito cuando tienes a 55.000 personas mirándote en un estadio y a otros muchos millones por la televisión. Oblak habló con los técnicos y ellos le dijeron que los rivales estaban muy cansados y que esperara un poquito antes de tirarse».

El entrenador argentino mostró entusiasmo por el billete de su equipo a cuartos de la Liga de Campeones.

«Para nosotros es un orgullo. Tras el partido, el vestuario estaba orgullosos de uno mismo y esto nos da una fuerza enorme para seguir compitiendo. Y, sobre todo, para competir el próximo partido de Liga. Ojalá la gente responda el sábado de la misma manera de la que respondió hoy».

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído