El crack uruguayo y el entrenador del Barça están hasta el gorro del argentino

Luis Suárez y Luis Enrique empiezan a cabrearse con la ‘dictadura’ de Leo Messi

Luis Suárez y Luis Enrique empiezan a cabrearse con la 'dictadura' de Leo Messi
Luis Enrique con Luis Suárez. BC

Luis Suárez ofreció una jugosa entrevista a El Partido de las 12 en la que repasó sus últimos meses y la actualidad azulgrana, incluido el cambio del equipo, y el suyo propio.

A este respecto, habló de lo mucho que tuvo que ver Leo Messi en su cambio de posición.

El charrúa ha aceptado que Messi tuvo un gran porcentaje de responsabilidad en el cambio de posiciones en la delantera que tanto bien le hizo al propio Barcelona y a Messi y Luis Suárez, ofreciendo un mejor rendimiento en la línea ofensiva.

«Un día me quedé en la posición del ‘9’ en un partido y Messi me dijo: ‘Quedáte por ahí’. Después el entrenador vio que habíamos tenido una buena solución y empezó a probarlo».

Luis Enrique, al ser preguntado al respecto, se decantó por la ironía:

«Los jugadores suelen decidir las rotaciones, quién juega, quién va convocado, qué modelo o sistema vamos a utilizar y qué presión hacer. Es normal que lo decidan todo los jugadores. Si se gana, si se pierde ya lo decido yo».

Fue claro el asturiano, dejando caer la píldora de la que se ha servido ya en muchas ocasiones: el precepto por el que si el equipo bien se debe a los futbolistas y cuando las cosas van mal todas las culpas recaen sobre el entrenador. De forma sutil, rechazó lo dijo por su jugador en los micrófonos de la Cope.

En este caso, se trata de la porción de poder de Messi en el equipo que el entrenador trata de tener sobre la raya. Una de las cosas que se han rumoreado años sobre el entorno culé es la influencia de Messi sobre diferentes aspectos de la entidad. Muchas de ellas han sido tumbadas por la realidad, pero en este caso concreto sí.

Esa primera sensación de Messi, buena cuando intercambió la posición con Suárez, se hizo sin tener en cuenta en un principio a Luis Enrique, cuyo mérito en todo caso es el de no tocar algo que funciona (una de las reglas básicas de todo entrenador).

Un conato de autogestión que el técnico se ha encargado de negar horas después de ser conocido.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído