El exalcalde de Las Rozas dice que no dio ni un solo paso sin que fuera «aprobado» por los técnicos

El exalcalde de Las Rozas Bonifacio de Santiago ha negado este martes en el juicio haber prevaricado en la gestión de la Ciudad del Fútbol y ha aseverado que no tomó ninguna decisión que no hubiera sido aprobada por los técnicos municipales, insistiendo en que eran los abogados contratados quienes llevaban las cuestiones judiciales.

«No di ni un solo paso sin que fuera aprobado o consensuado por los técnico», ha aseverado el exregidor durante su declaración en el juicio que celebra el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) contra él y otros siete ediles del PP de este municipio por el caso de la Ciudad del Fútbol.

Se les acusa de delitos de prevaricación y desobediencia, por los que el fiscal pide inhabilitaciones de diez, siete y seis años. El juicio durará toda la semana. Mañana, testificará Angel María Villar, el presidente de la Federación Española de Fútbol.

El caso tiene su origen en una querella de la Fiscalía de Madrid contra la Junta Municipal. Los imputados hicieron caso omiso a la sentencia de 2004 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM que les obligaba a anular el acuerdo que cedió en 1998 una parcela de 120.000 metros cuadrados y 18.000 metros de edificabilidad a la Real Federación Española de Fútbol.

En la fase de cuestiones previas, el abogado de De Santiago ha alegado que el delito de desobediencia está prescrito, dado que transcurrieron más de 3 años desde su consumición hasta que se inició el caso. En cambio, la fiscal se ha opuesto a este argumento, ya que este delito es permanente y de «él depende que deje de producirse».

En su declaración, el exalcalde ha manifestado en primer lugar que no se reconoce autor de los hechos de los que se le acusa, a preguntas del presidente del tribunal, Francisco Javier Vieira.

En respuesta a la fiscal, De Santiago ha explicado que él, como alcalde, estaba al corriente de las negociaciones que se llevaron a cabo para la cesión de terrenos a la Federación, unos acuerdos que fueron declarados nulos por el TSJM.

EVITAR UNA BANCARROTA

Respecto al proceso, ha manifestado que contrataron una asesoría externa que iba respondiendo a los mandamientos judiciales. Tras ello, la fiscal le ha preguntado si le consta que el propio tribunal le hizo a él un requerimiento.

«Nosotros contratamos hasta 4 abogados. Nuestro problema es que nosotros no podíamos hacernos cargos de la Ciudad del Fútbol y la Federación nos pedía 62 millones que nos iban a llevan a la bancarrota. Teníamos que compatibilizar las dos cosas», ha explicado.

Asimismo, ha insistido en que si él tomó alguna decisión se hizo con el visto bueno de los técnicos municipales. «Yo no doy un paso ni me tiro a la piscina si no está llena de agua», ha aseverado. «Hubo muchos asuntos que dejamos encima de la mesa porque no estaban de acuerdo», ha dicho.

En líneas generales, los ediles han manifestado que no tenían conocimientos jurídicos y que se fiaban de lo que indicaban los informes de los técnicos del Ayuntamiento, en la misma línea de lo dicho por el exalcalde. Además, han señalado que los informes avalaban que se estaban cumpliendo las sentencias.

Por su parte, Pedro Núñez Morgades, concejal del Menor y Familia en esa época, ha explicado que cuando se recurrió la anulación de los acuerdos por los que se cedieron los terrenos hubo discrepancias, insistiendo en que en ese asunto no hubo nada de corrupción.

«Desde el 98 siempre hubo votaciones a favor y se actuó con buena fe en beneficio de Las Rozas», ha aseverado antes de entrar al tribunal.

«La Justicia es la que manda y máximo respeto. El TSJM entendió que hubo desobediencia y los concejales que no. Espero que todo quede ahora claro», ha reseñado.

Antes del inicio de la vista, el secretario general del PSOE de la localidad de Las Rozas, Miguel Angel Ferrero, ha anunciado que solicitará 75 millones de euros a la Federación por el uso que se ha hecho de la Ciudad del Fútbol durante estos últimos años. Quiere que este dinero se destine a planes y políticas sociales.

HECHOS JUZGADOS

Los hechos se remontan al año 2008, cuando Bonifacio de Santiago Prieto, como alcalde, da traslado a la Sala de las medidas adoptadas para cumplir la sentencia, que en absoluto se ajustan a lo exigido.

La Sala le requirió para que procediera a la verdadera ejecución, recordándole el uso público del suelo objeto de la donación anulada y apercibiéndole de que se abstuviera de realizar cualquier otro acto de gravamen que introduzca en el uso, posesión o disfrute de la finca donada a terceras personas, prohibiendo y no consintiendo el uso privativo por terceros de las instalaciones de la ciudad del fútbol.

Pese a la seria advertencia, en diciembre de 2008 la Junta Municipal acuerdó prorrogar la autorización demanial provisional a la Real Federación Española de Fútbol hasta junio de 2009, y en junio de ese año, tras alcanzar firmeza la sentencia, la Sala de lo Contencioso del TSJ de Madrid responsabilizó personalmente al alcalde de la ejecución de la sentencia.

Así, le concedió un plazo improrrogable de 60 días para iniciar los trámites del artículo 78 y siguientes del RBCL para otorgar la concesión demanial conforme a derecho, con apercibimiento de multa y de dar traslado al Ministerio Fiscal por un posible delito de desobediencia.

Ese mismo mes, haciendo caso omiso, la Junta Municipal reseñada prorroga nuevamente la autorización demanial provisional a la Real Federación Española de Fútbol.

En junio de 2013, el TSJM dedujo testimonio por los posibles delitos de desobediencia y prevaricación, y da traslado a la Fiscalía haciendo constar que la concesión administrativa otorgada por el Ayuntamiento de Las Rozas en junio de 2008 pretende burlar lo ordenado en sentencia y la normativa reguladora de la concesión administrativa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído