Ancelotti debe armar otro puzzle en un tiempo récord para ganarle a Simeone

Benzema sigue con dolores y será duda para el derbi hasta última hora

Sin Bale ni Modric y con la duda de Karim Benzema, el técnico italiano medita entre el 4-4-2 o el 4-3-3 y sobre cómo encajar las piezas disponibles

Benzema sigue con dolores y será duda para el derbi hasta última hora
Benzema, Kroos. Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos y James. RM

El delantero francés tiene un pequeño esguince en la rodilla derecha y está haciendo todo lo posible para estar a las órdenes de Ancelotti en el derbi

El Cholo Simeone, tan experto en la guerra psicológica como en la motivación y la táctica, reflexionó sobre el Madrid en la víspera de la ida del euroderbi:

«Imagino un rival más agresivo y activo. Eso es lo que le da Modric, presencia en la media».

Como subraya Marco Ruiz en el diario ‘AS’ este 20 de abril de 2015, sin saberlo, el entrenador del Atlético de Madrid estaba poniendo el acento en la propia dificultad que tendría Ancelotti para la vuelta.

No estará Modric (esguince de rodilla), pero tampoco Bale (sóleo), y Benzema será duda (rodilla) hasta última hora. La baja por sanción de Marcelo será cubierta con Coentrao…

Ante tanta adversidad, Ancelotti debe recomponer un nuevo puzzle en un tiempo récord. Medita a estas horas el sistema y qué piezas utilizará. Una empresa más complicada que la que significó para él su último sudoku (siete hombres para los seis puestos de arriba), que resolvió con la suplencia del innegociable Isco.

El reto es mayúsculo para el italiano, además, porque enfrente está el Atlético de Simeone, su bestia negra.

El Real Madrid no ha ganado ninguno de los siete enfrentamientos con el Atlético esta temporada (incluido el 4-0 del Calderón), siendo el balance de las últimas dos campañas de tres victorias para los blancos, cuatro empates y cinco derrotas en doce partidos.

El Atlético dejó su puerta a cero en seis de esos doce encuentros (en dos de cinco en el Bernabéu), y el Atlético sólo dejó de marcar en tres de ellos (en uno de cinco en el Bernabéu).

Estos dos últimos factores serán vitales para ver quién pasa a semifinales. Y ya que el aval de haber ganado la Champions en Lisboa no parece contar para Florentino, el siguiente partido es vital para Carletto…

Además del sistema, su principal duda es cómo suplir a Modric. Tiene tres opciones: Illarra o Khedira en un 4-4-2 (que igualaría las fuerzas en un centro del campo que Simeone poblará con Gabi, Tiago, Koke y Arda); la más ofensiva, un trivote de calidad (James-Kroos-Isco) y Jesé por Bale; o un 4-3-3 en el que entraría Illarra o Khedira por Modric y James actuaría en el tridente con libertad.

La primera y la tercera opción sólo se diferencian por el dibujo, porque los actores son los mismos.

Cuando faltó Bale, Ancelotti siempre apostó por el 4-4-2: lo hizo en partidos grandes, ante el Barça en el Bernabéu (3-1) y los dos con el Liverpool (0-3 y 1-0). Sin Modric, y antes de la rotura en el metatarsiano de James (17 encuentros) la media más repetida fue el trivote James-Kroos-Isco en el 4-3-3: ocho partidos, seis victorias, un empate y una derrota con un balance de 18 goles a favor y cinco en contra.

Sin el croata, ese trivote sólo se rompió por las lesiones del propio James (la que tuvo antes del Mundialito).

Muchas bajas, dos dibujos posibles y varias piezas que encajar. Es el turno de Ancelotti.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído